Podcasts de historia

¿Cuál era la opinión de los antiguos griegos sobre los afrodescendientes?

¿Cuál era la opinión de los antiguos griegos sobre los afrodescendientes?

Estoy interesado en fuentes (autor de referencia, obra, párrafo / fragmento) que describe la opinión que tenían los antiguos griegos sobre las personas de ascendencia africana.

Con eso me refiero a aquellos a quienes llamaron Αιθίοπες (Aithíopes), no los egipcios u otros norteafricanos.

¿Hay testimonios de racismo (estrictamente por el color de la piel) o admiración en las obras griegas antiguas?

En cuanto a la admiración tenemos un relato de Herodoto (3.20) quien afirma lo siguiente:

Se dice que estos etíopes, a quienes los envió Cambises, son los más altos y apuestos de todos los hombres. Su forma de elegir a los reyes es diferente a la de todos los demás, como (se dice) son todas sus leyes; consideran digno de ser rey a aquel hombre al que juzgan más alto y de fuerza proporcional a su estatura.

http://www.perseus.tufts.edu/hopper/text?doc=Perseus:text:1999.01.0126:book=3:chapter=20


Consulte http://department.monm.edu/classics/Courses/CLAS240/Africa/homeronethiopians.htm para obtener una colección de citas de Homero sobre los etíopes [que básicamente significaban africanos subsaharianos negros], a quienes se hace referencia con respeto, p. :

"Ilíada 1.423-4 (Thetis está hablando con Aquiles). Apenas ayer Zeus se fue al río Océano para festejar con los etíopes, hombres leales y señores, y todos los dioses fueron con él".

Otro ejemplo: mientras Ovidio era romano, su colección de historias sobre las 'Metamorfees' se escribió basándose en los mitos griegos y muestra la considerable influencia de la cultura griega normal entre los romanos educados. En la historia de Phaeton, Ovidio dice que los etíopes se volvieron del color que son porque el sol una vez se acercó peligrosamente a la Tierra y los carbonizó permanentemente. Esto sugiere que él y su audiencia consideraban que la piel negra era algo lo suficientemente diferente de lo que conocían como la norma como para potencialmente requerir una explicación, pero no sugiere que los negros fueran intrínsecamente inferiores a los blancos.


Aristóteles menciona algunas descripciones en Physiognomonica (busque etíope. No lo voy a citar ... guau).

De lo contrario, no recuerdo ninguna mención de la descripción física de los africanos (no africanos del norte, es decir, libios, egipcios, catagineses, etc.) en Tucídides, Jenofonte o Platón, y solo la referencia de Herodoto que tenía. No veo ninguna referencia a las descripciones de los atributos físicos, pero Herodoto también habla del invasor persa de Kush (Sudán).


5 antiguas civilizaciones negras que no estaban en África

El arqueólogo Manfred Bietak realizó una extensa investigación sobre las antiguas civilizaciones griegas y sus conexiones con el antiguo Egipto. Bietak desenterró evidencia de obras de arte ya en el 7000 a. C. que describe a las primeras personas que habitaban Grecia eran de ascendencia africana.

La cultura minoica de la antigua Grecia alcanzó su punto máximo alrededor del 1600 a.C. Eran conocidos por sus ciudades vibrantes, palacios opulentos y conexiones comerciales establecidas. La obra de arte minoica es reconocida como una era importante de logros visuales en la historia del arte. Cerámica, esculturas y frescos del museo de la gracia de la Edad de Bronce minoica se exhiben en todo el mundo. Las ruinas del palacio indican restos de caminos pavimentados y sistemas de agua corriente.


Origen africano negro de los antiguos griegos (Partes 1 y 2) & # 8211 Dr. Anu Mauro

Era de conocimiento común en la antigüedad que los griegos eran un derivado de los antiguos y más venerados etíopes. Los propios griegos registraron su tan cacareada relación con los antiguos héroes etíopes en sus libros sagrados que narran relatos de héroes mitológicos derivados de Etiopía como
Hércules, Perso, Atenea, Cassopia, Andrómeda, etc.

A continuación se muestran algunos mitos relevantes (editados) con notas & # 8216exploratory & # 8217.

MITO NO. 8 & # 8211 LOS MITOS GRIEGOS: VOLUMEN 1

Según los pelasgos, la diosa Atenea nació junto al lago Tritonis en Libia, donde fue encontrada y alimentada por las tres ninfas de Libia, que visten pieles de cabra. Cuando era niña, mató a su compañera de juegos, Pallas, por accidente, mientras estaban enzarzados en un combate amistoso con lanza y escudo y, en señal de dolor, puso el nombre de Pallas antes que el suyo. (de ahí el nombre PALLAS ATHENE) & # 8212 Pág. 44

NOTA SOBRE EL TEXTO & # 8212 Por Robert Graves
1. Platón identificó a Atenea, patrona de Atenas, con la diosa libia Neith, .. la égida & # 8230. una bolsa mágica de piel de cabra que contiene una serpiente y protegida por una máscara de Gorgona, era Atenea mucho antes de que Zeus afirmara ser su padre. Los delantales de piel de cabra eran el traje habitual de las niñas libias, y Pallas simplemente significa & # 8216maiden & # 8217, o & # 8216youth & # 8217. Herodoto escribe (iv.189):

& # 8216Athene & # 8217s las prendas y la égida fueron tomadas por los griegos de las mujeres libias, que están vestidas exactamente de la misma manera, excepto que sus prendas de cuero están adornadas con correas, no serpientes. & # 8217 Las niñas etíopes todavía usan este disfraz, que a veces está adornado con cauríes, un símbolo yónico.
& # 8212 Robert Graves Los mitos griegos: Publicado por Penguin Books

2 & # 8230 & # 8230.Herodoto indica que los fuertes gritos de triunfo, olulu, ololu, pronunciados en honor a Atenea eran de origen libio. . & # 8212 Robert Graves: Los mitos griegos.

NOTA de Anu Mauro
3. Esta actividad que produce ruido en nuestro tiempo ahora se llama
& # 8216ullulación. & # 8217 Es el yodel como grito de celebración bastante común todos
en el sur de África del Sahara entre las poblaciones femeninas africanas contemporáneas.

También el uso de este grito todavía se conserva en las culturas de ascendencia africana en el Levante (Palestina, Siria, Egipto, etc.) & # 8211Anu Mauro.

NOTA SOBRE EL TEXTO & # 8212 Por Robert Graves
4. Los hallazgos de cerámica sugieren una inmigración libia a Creta ya en el 4000 a. C. y un gran número de refugiados libios adoradores de la diosa del delta occidental parece haber llegado allí cuando el Alto y el Bajo Egipto se unieron por la fuerza bajo la Primera Dinastía alrededor del año 3000 a. C. La Primera Edad minoica comenzó poco después, y la cultura cretense se extendió a Tracia y
Grecia heládica temprana. & # 8212- Robert Graves Los mitos griegos: 1

Pero entonces, ¿quiénes eran los libios y cómo también están conectados con Perseo, Andrómeda y los etíopes? & # 8230especialmente teniendo en cuenta que Chemmis, ubicado en el Nilo fue el nombre que se le dio al antiguo Egipto y también se traduce como negro o carbonizado y que todo el continente de África al oeste de Egipto
se conocía como Libia en la antigüedad. La respuesta de dos palabras es & # 8216origins & # 8217 y & # 8216ancestry. & # 8217

MITO GRIEGO 60 & # 8211 LOS MITOS GRIEGOS: VOLUMEN 1

una. EL REY BELUS, que gobernó en Chemmis en Thebaid, era hijo de Libia por Poseidón, y hermano gemelo de Agenor. Su esposa Anchinoe, hija de Nilus, le dio a luz los gemelos Aegyptus y Danaus, y un tercer hijo, el tercer hijo, Cepheus.

Aegyptus recibió Arabia como su reino, pero también sometió al país de los Melampodes (pies negros) y lo nombró Egipto en su honor.

B. Le nacieron cincuenta hijos de varias madres: libias, árabes, fenicias, etc. Danaus, (quien fue) enviado para gobernar Libia, tenía cincuenta hijas llamadas Danaids, también nacidas de varias madres: Náyades, Hamadryads. Princesas egipcias de Elephantis y Memphis, etíopes y similares.

C. A la muerte de Belus, los gemelos se pelearon por su herencia y, como gesto conciliador, Aegyptus propuso un matrimonio en masa entre los cincuenta príncipes y las cincuenta princesas. Danaus, sospechando que un complot no consentiría y cuando un oráculo confirmó sus temores de que Aegyptus tenía en mente matar a todos los Danaids, se preparó para huir de Libia.

D. Con la ayuda de Atenea, construyó un barco para él y sus hijas, el primer barco de dos proas que se hizo a la mar, y navegaron juntos hacia Grecia, a través de Rodas.

I. Aegyptus envió a sus hijos a Argos, prohibiéndoles regresar hasta que hubieran castigado a Danaus y a toda su familia. A su llegada, le rogaron a Danaus que revocara su decisión anterior y les permitiera casarse con sus hijas, con la intención, sin embargo, de asesinarlas en la noche de bodas. Cuando todavía se negó, sitiaron Argos.

j. Cuando se levantó el asedio, se organizó un matrimonio en masa, y Danaus emparejó a las parejas: su elección se hizo en algunos casos porque la novia y el novio tenían madres de igual rango, o porque sus nombres eran similares & # 8211 por lo tanto, Cleite, Sthenele y Crisipo se casó con Clito, Esteneo y Crisipo

k. Durante el banquete de bodas, Danaus repartió en secreto alfileres afilados que sus hijas debían ocultar en el pelo y, a medianoche, cada una apuñaló a su marido en el corazón. Solo hubo un sobreviviente por consejo de Artemisa, Hypermnestra salvó la vida de Lynceus, porque le había salvado la virginidad y lo ayudó en su vuelo a la ciudad de Lyncea, a sesenta estadios de distancia.

1. Las cabezas de los hombres asesinados fueron enterradas en Lema, y ​​sus cuerpos recibieron honores fúnebres completos debajo de los muros de Argos. Atenas y Hermes purificaron las Danaides en el lago Lemaean con el permiso de Zeus. Lynceus luego mató a Danaus y reinó en su lugar.

Mientras tanto, Aegyptus había llegado a Grecia, pero cuando se enteró del destino de los hijos de lphis, huyó a Aroe, donde murió, y fue enterrado en Patrae en un santuario de Serapis.

NOTA SOBRE EL TEXTO & # 8212 Por Robert Graves
l. Este mito registra la llegada temprana a Grecia de colonos heládicos (de Palestina, a través de Rodas, y su introducción de la agricultura en el Peloponeso. Se afirma que incluían emigrantes de Libia y Etiopía, lo que parece probable. & # 8212 Robert Graves Los mitos griegos: 1

NOTA SOBRE EL TEXTO & # 8212 por Anu Mauro
Este mito también sugiere claramente que los hijos de Dana-us, es decir, los Danaids eran de origen africano o etíope tanto en su lado materno como paterno & # 8230 nota que sus madres colocan los orígenes, así como la conexión paterna con Aegyptus, Cepheus y Belus. & # 8211Anu Mauro.

NOTA SOBRE EL TEXTO & # 8212 por James Brunson
& # 8221 A lo largo de las leyendas griegas, un pueblo africoide o de piel oscura se asocia con Danaus y Danaids. (El poeta) Esquilo & # 8217s, & # 8220Suppliant Maidens & # 8221, describe a las Danides como & # 8220Negro y enamorado del & # 8220sun & # 8221. (En el poema) cuando los Danaids afirman tener un parentesco étnico con Epaphos, hijo de Zeus, el rey Argive Pelops, los reprende:

No, extraños, lo que dices es una creencia pasada
Para que yo oiga, que ustedes de Argos brotan
Porque vosotras para las mujeres de Libia sois más,
Y no sé nada de nuestras doncellas nativas aquí. & # 8221 & # 8221

& # 8212- James Brunson: La presencia africana en el Mediterráneo antiguo: islas y Grecia continental pág. 48 Presencia africana en Europa temprana & # 8211 Editado por Ivan Van Sertima

NOTA SOBRE EL TEXTO & # 8212 por Anu Mauro
Entonces, esto coloca a los etíopes no solo en las primeras poblaciones de migrantes que se establecieron en Grecia, sino que el vínculo Danaid también se puede usar para conectar al propio Perseo con elementos etíopes de piel oscura, sin mencionar a Andrómeda y sus padres. Esto se puede deducir de la próxima entrega del mito griego (Parte 3) en la que se muestra que el bisabuelo de Perseo, su abuelo y su madre tenían conexiones con Danaaid (por lo tanto africanas).


Casa de Hades y Hades & # 39 Realm Helpers

Hades, que no es el dios de la muerte, sino de los muertos, es el Señor del inframundo. Él no maneja a los ilimitados habitantes del Inframundo por su cuenta, pero tiene muchos ayudantes. Algunos llevaron sus vidas terrenales como mortales - específicamente, aquellos seleccionados como jueces, otros son dioses.

  • Hades se sienta en el trono del inframundo, en su propia "Casa de Hades", junto a su esposa, la reina del reino de Hades, Perséfone.
  • Cerca de ellos está la asistente de Perséfone, una poderosa diosa por derecho propio, Hécate.
  • Uno de los atributos del dios mensajero y comercial Hermes, el de Hermes Psychopomp, pone a Hermes en contacto con el inframundo de forma regular.
  • Personificaciones de varios tipos residen en el Inframundo y algunas de las criaturas de la muerte y el Más Allá parecen estar en la periferia.
  • Por lo tanto, el barquero, Caronte, que transporta las almas de los difuntos, podría no describirse realmente como habitante del inframundo, sino del área que lo rodea.
  • Mencionamos esto porque la gente discute sobre asuntos similares, como si Hércules fue hasta el inframundo cuando rescató a Alcestis de la Muerte (Thanatos). Para fines no académicos, cualquiera que sea el área sombreada en la que se asoma Thanatos, se puede considerar parte del complejo del Inframundo.

* Puede ver la palabra katabasis en lugar de nekuia. Katabasis se refiere a un descenso y puede referirse a la caminata hacia el inframundo.


¿Cuál era la opinión de los antiguos griegos sobre los afrodescendientes? - Historia

No fuera de África
¿La cultura griega fue robada de África?
Mito moderno versus historia antigua

Extraído de su libro:
No fuera de África: cómo el afrocentrismo se convirtió en una excusa para enseñar el mito como historia

Por qué escribí el libro

En el otoño de 1991 se me pidió que escribiera un artículo de revisión para The New Republic sobre Black Athena de Martin Bernal y su relación con el movimiento afrocentrista. La asignación literalmente cambió mi vida. Una vez que comencé a trabajar en el artículo me di cuenta de que aquí había un tema que necesitaba toda la atención, y más, que yo pudiera darle. Aunque yo lo ignoraba por completo, existía toda una literatura que negaba que los antiguos griegos fueran los inventores de la democracia, la filosofía y la ciencia. Había libros en circulación que afirmaban que Sócrates y Cleopatra eran de ascendencia africana y que la filosofía griega en realidad había sido robada de Egipto. Estos libros no solo se leyeron y distribuyeron ampliamente, sino que algunas de estas ideas se enseñaron en las escuelas e incluso en las universidades.

Por lo general, si alguien tiene una teoría que implica una desviación radical de lo que han profesado los expertos, se espera que defienda su posición proporcionando evidencia en su apoyo. Pero nadie pareció pensar que fuera apropiado pedir pruebas a los instructores que afirmaban que los griegos robaron su filosofía de Egipto.

Normalmente, si uno tiene una pregunta sobre un texto que está usando otro instructor, simplemente pregunta por qué está usando ese libro. Pero como esta línea convencional de investigación estaba cerrada para mí, tuve que esperar hasta poder plantear mis preguntas en un contexto más público. Esa oportunidad llegó en febrero de 1993, cuando el Dr. Yosef A. A. ben-Jochannan fue invitado a dar la conferencia conmemorativa de Martin Luther King, Jr. de Wellesley. Los carteles describían al Dr. ben-Jochannan como un "egiptólogo distinguido" y, de hecho, así fue como lo presentó el entonces presidente del Wellesley College. Pero yo sabía por mi investigación en literatura afrocéntrica que él no era lo que los académicos normalmente describirían como egiptólogo, es decir, un estudioso de la lengua y la civilización egipcias. Más bien, era un afrocentrista extremo, autor de muchos libros que describen cómo la civilización griega fue robada de África, cómo Aristóteles robó la biblioteca de Alejandría y cómo los verdaderos judíos son africanos como él.

Después de que el Dr. ben-Jochannan hiciera estas mismas afirmaciones una vez más en su conferencia, le pregunté durante el período de preguntas por qué dijo que Aristóteles había venido a Egipto con Alejandro y había robado su filosofía de la Biblioteca de Alejandría, cuando esa Biblioteca había solo se construyó después de su muerte. El Dr. ben-Jochannan no pudo responder a la pregunta y dijo que le molestaba el tono de la pregunta. Varios estudiantes se me acercaron después de la conferencia y me acusaron de racismo, sugiriendo que los historiadores blancos me habían lavado el cerebro. Pero otros se quedaron para escucharme, y le aseguré al Dr. ben-Jochannan que simplemente quería saber cuál era su evidencia: por lo que yo sabía, y había estudiado el tema, Aristóteles nunca fue a Egipto, y aunque la fecha de la Biblioteca de Alejandría no se conoce con precisión, ciertamente se construyó solo unos años después de la fundación de la ciudad, que fue después de la muerte de Aristóteles y Alejandro.

Una conferencia en la que no se pudieron hacer preguntas serias y, de hecho, fueron recibidas con hostilidad; la ocasión parecía más una manifestación política que un evento académico. Como si eso no fuera lo suficientemente perturbador en sí mismo, también hubo un extraño silencio por parte de muchos de mis colegas de la facultad. Varios de ellos sabían muy bien que lo que decía el Dr. ben-Jochannan estaba equivocado en los hechos. Uno de ellos dijo más tarde que encontró la conferencia tan "desesperada" que decidió no decir nada. ¿Tenían miedo de que los llamaran racistas? Si es así, su comportamiento era comprensible, pero no del todo responsable. ¿No les debíamos nosotros, como educadores, a nuestros estudiantes, a todos nuestros estudiantes, asegurarnos de que recibieran la mejor educación posible? Y eso era claramente lo que no obtenían en una conferencia en la que se les contaban mitos disfrazados de historia, y donde aparentemente la discusión y el análisis habían sido prohibidos.

Por muy buenos que los mitos que escuchaban pudieran haber hecho sentir a estos estudiantes, siempre y cuando nunca abandonaran el entorno afrocéntrico en el que se les alimentaba y protegía, se les privaba sistemáticamente de las características más importantes de la educación universitaria. No estaban aprendiendo a cuestionarse a sí mismos y a los demás, no estaban aprendiendo a distinguir los hechos de la ficción, ni de hecho estaban aprendiendo a pensar por sí mismos. Sus instructores habían olvidado, mientras el resto de nosotros nos sentamos sin hacer nada al respecto, que los estudiantes no vienen a las universidades para ser adoctrinados, al menos en una sociedad libre.

¿Era Sócrates negro?

La primera vez que supe la noción de que Sócrates era negro fue hace varios años, gracias a un estudiante de mi curso de segundo año de griego sobre la disculpa de Platón, su relato sobre el juicio y la condena de Sócrates. Durante todo el semestre, el estudiante me había mirado con hosca hostilidad. Un año más tarde se disculpó. Explicó que pensaba que yo había estado ocultando la verdad sobre los orígenes de Sócrates. En un curso de estudios afroamericanos le habían dicho que él era negro, y mi silencio sobre su ascendencia africana le pareció una confirmación de la arrogancia eurocéntrica de la que le había advertido su instructor. Después de haber tomado mi curso, la estudiante continuó con la pregunta por su cuenta y se sintió satisfecha de que yo le hubiera estado diciendo la verdad: hasta donde sabemos, Sócrates no era étnicamente diferente de otros atenienses.

¿Qué había aprendido esta estudiante en su curso de estudios afroamericanos? La noción de que Sócrates era negro se basa en dos tipos diferentes de inferencia. La primera "línea de prueba" se basa en la inferencia de la posibilidad. ¿Por qué un ateniense no podía tener antepasados ​​africanos? Eso, por supuesto, hubiera sido posible, casi todo es posible. Pero es otra cuestión si fue o no probable. Pocos atenienses prominentes afirman haber tenido antepasados ​​extranjeros de algún tipo. Los atenienses eran particularmente exigentes con sus propios orígenes.En la época de Sócrates, no permitían que los griegos de otras ciudades-estado se convirtieran en ciudadanos atenienses naturalizados, y eran aún más cuidadosos con los no griegos o bárbaros. Como Sócrates era ciudadano ateniense, sus padres debieron de ser atenienses, como él mismo dice que eran.

Otra razón por la que pensé que era poco probable que Sócrates y / o sus antepasados ​​inmediatos fueran extranjeros es que ningún contemporáneo llama la atención sobre nada extraordinario en su pasado. Si hubiera sido extranjero, uno de sus enemigos, o uno de los poetas cómicos, seguro que lo habría señalado. Los poetas cómicos nunca perdieron la oportunidad de burlarse de los orígenes de las celebridades atenienses. Sócrates no fue la excepción; Aristófanes lo satiriza en su comedia Las nubes. Si Sócrates y / o sus padres hubieran tenido la piel oscura, es probable que algunos de sus contemporáneos lo hubieran mencionado, porque esto, y no solo sus excéntricas ideas sobre los dioses, y la voz que le hablaba solo a él, lo habría distinguido. del resto de los atenienses. A menos, por supuesto, que no se pudiera distinguir de otros atenienses porque todos tenían la piel oscura, pero si la tenían, ¿por qué no se parecían más a los etíopes en su arte?

¿Cleopatra era negra?

Hasta hace poco, nadie preguntó si Cleopatra podría haber tenido un antepasado africano, porque nuestras fuentes antiguas sobrevivientes la identifican como griega macedonia. Sus antepasados, los Ptolomeos, descendían de uno de los generales de Alejandro. Después de la muerte de Alejandro en 323 a. C., estos generales se repartieron el territorio del Mediterráneo que Alejandro había conquistado. El nombre Cleopatra fue uno de los nombres que tradicionalmente se da a las mujeres de la familia real oficialmente nuestra Cleopatra (69-30 aC) era Cleopatra VII, la hija de Ptolomeo XII y su hermana. La propia Cleopatra VII siguió la práctica familiar de casarse dentro de la familia. Se casó con sus dos hermanos (Ptolomeo XIII y XIV) sucesivamente (después de que el primero muriera en circunstancias sospechosas, ella mandó asesinar al segundo). Su primer idioma fue el griego, pero también fue el primer miembro de la línea ptolemaica que pudo hablar egipcio. También vestía un traje egipcio y se mostró en el arte con el vestido de la diosa Isis. Decidió presentarse a sí misma como una egipcia no porque fuera egipcia, sino porque tenía la ambición de permanecer en el poder. En los retratos que sobreviven en monedas y esculturas, parece más impresionante que hermosa, de apariencia mediterránea, con el pelo lacio y la nariz aguileña. Por supuesto, estos retratos en metal y piedra no dan ninguna indicación del color de su piel.

La única posibilidad de que no haya sido una griega macedonia de pura sangre surge del hecho de que no conocemos la identidad precisa de un miembro de su árbol genealógico. No sabemos quién era su abuela por parte de su padre. Su abuela era la amante (no la esposa) de su abuelo, Ptolomeo IX. Como no se sabe nada sobre esta persona, siempre se ha supuesto que era una griega macedonia, como los demás miembros de la corte de Ptolomeo. Como otros griegos, los Ptolomeos desconfiaban de los extranjeros. Se mantuvieron apartados de la población nativa, con hermanos que generalmente se casaban con hermanas, o tíos que se casaban con sobrinas, o en un caso un padre que se casaba con su hija (Ptolomeo IX y Cleopatra Berenice III). Debido a que los Ptolomeos parecían preferir casarse entre ellos, incluso de manera incestuosa, siempre se ha asumido que la abuela de Cleopatra estaba estrechamente relacionada con la familia. Si hubiera sido extranjera, uno de los escritores romanos de la época lo habría mencionado en sus invectivas contra Cleopatra como enemiga del Estado romano. Estos escritores eran partidarios de Octavio (más tarde conocido como Augusto), quien derrotó a las fuerzas de Cleopatra en la batalla de Actium en el 31 a. C.

¿Importa la identidad racial?

La cuestión de la raza importa sólo en la medida en que es necesario demostrar que ningún clasicista o historiador antiguo ha intentado ocultar la verdad sobre los orígenes del pueblo griego o la ascendencia de ciertas figuras antiguas famosas. Se ha sugerido que los clasicistas se han mostrado reacios a hacer preguntas sobre los orígenes griegos, y que hemos estado tan "imbuidos de preconcepciones y patrones de pensamiento convencionales" que es poco probable que cuestionemos las premisas básicas de nuestra disciplina. Pero aunque podamos ser más reacios a especular sobre nuestro propio campo que los que están fuera de él, ninguno de nosotros tiene ningún "territorio" cultural en el mundo antiguo que estemos tratando de aislar de otras culturas antiguas.

¿La religión y la cultura griegas antiguas se derivaron de Egipto?

La idea de que la religión y la filosofía griegas tienen orígenes egipcios se deriva, al menos en parte, de los escritos de los historiadores griegos antiguos. En el siglo V a. C., los sacerdotes egipcios le dijeron a Herodoto que los griegos debían muchos aspectos de su cultura a la civilización más antigua y enormemente impresionante de los egipcios. Los sacerdotes egipcios le contaron a Diodoro algunas de las mismas historias cuatro siglos después. Los padres de la iglesia en los siglos II y III d. C. también estaban ansiosos por enfatizar la dependencia de Grecia de las culturas anteriores de los egipcios y los hebreos. Estaban ansiosos por establecer vínculos directos entre su civilización y la de Egipto porque Egipto era una cultura mucho más antigua, con costumbres religiosas elaboradas e impresionantes monumentos. Pero a pesar de su entusiasmo por Egipto y su cultura material (un entusiasmo que más tarde revivió en la Europa de los siglos XVIII y XIX), no lograron comprender la religión egipcia y el propósito de muchas costumbres egipcias.

Los eruditos clásicos tienden a ser escépticos acerca de las afirmaciones de los historiadores griegos porque mucho de lo que estos escritores dicen no se ajusta a los hechos tal como se los conoce ahora por la erudición moderna sobre el antiguo Egipto. Durante siglos, los europeos habían creído que los historiadores antiguos sabían que ciertas costumbres religiosas griegas e intereses filosóficos se derivaban de Egipto. Pero dos descubrimientos importantes cambiaron ese punto de vista. El primero se refería a un grupo de antiguos tratados filosóficos atribuidos a Hermes Trismegistus, que durante la Edad Media y el Renacimiento se habían considerado egipcios y tempranos. Pero en 1614 el erudito francés Isaac Casaubon demostró que los tratados eran en realidad tardíos y básicamente griegos. El segundo descubrimiento fue el desciframiento de los jeroglíficos, el sistema oficial de escritura egipcia, completado en 1836. Antes del desciframiento, los eruditos se habían visto obligados a confiar en las fuentes griegas para comprender la historia y la civilización egipcias. Una vez que pudieron leer los textos egipcios reales y pudieron ignorar las interpretaciones fantasiosas de los jeroglíficos que habían estado circulando desde la antigüedad tardía, les quedó claro que la relación de la cultura egipcia con la griega era menos cercana de lo que habían imaginado. El egipcio pertenecía a la familia de lenguas afroasiáticas, mientras que el griego era una lengua indoeuropea, similar al sánscrito y las lenguas europeas como el latín.

Sobre la base de estos nuevos descubrimientos, los eruditos europeos se dieron cuenta de que ya no podían tomar al pie de la letra lo que Herodoto, Diodoro y los padres de la Iglesia tenían que decir sobre la deuda de Grecia con Egipto. Una vez que fue posible leer documentos religiosos egipcios y ver cómo los propios egipcios describían a sus dioses y contaban sus mitos, los eruditos pudieron ver que los relatos de los antiguos griegos sobre la religión egipcia eran superficiales e incluso engañosos. Aparentemente, los escritores griegos, a pesar de su gran admiración por Egipto, miraban la civilización egipcia a través de anteojeras culturales que les impedían comprender prácticas o costumbres que fueran significativamente diferentes de las suyas. El resultado fue un retrato de Egipto que era astigmático y profundamente helenizado. Los escritores griegos también operaron bajo otras desventajas. No tenían acceso a los registros, no había un sistema de cronología definido. No podían leer las inscripciones egipcias ni interrogar a una variedad de testigos porque no conocían el idioma. Por tanto, se vieron obligados a exagerar la importancia de las semejanzas que pudieran ver o encontrar.

¿La teoría de la transmigración de las almas vino de Egipto?

Debido a que tendía a confiar en las analogías que podía encontrar, Herodoto inevitablemente hizo algunas conjeturas falsas. Herodoto pensó que Pitágoras aprendió sobre la transmigración de las almas de Egipto, cuando en realidad los egipcios no creían en la transmigración de las almas, como claramente lo indican sus cuidadosos y elaborados procedimientos de entierro. Herodoto nos dice que escribió lo que le dijeron los egipcios, pero cuando hablaron, ¿qué escuchó? Como no sabía egipcio, sus informantes podrían haber sido griegos que vivían en la colonia griega de Naucratis en el delta del Nilo, o egipcios que supieran algo de griego. ¿Qué tan bien informados estaban sus informantes? Sobre la cuestión de los orígenes, al menos, parece que ningún grupo tenía más que una comprensión superficial de la cultura del otro. Quizás alguien le explicó acerca de los `` modos de existencia '' egipcios, en los que un ser humano podía manifestarse tanto material como inmaterialmente, como ka o ba o un nombre, y que la muerte no era un final, sino un umbral que conducía a una nueva vida. forma de vida. La creencia en estos variados modos de existencia requería que los cuerpos se conservaran después de la muerte, de ahí la práctica egipcia de la momificación. Los griegos, por otro lado, creían que el alma se separaba del cuerpo en el momento de la muerte y se eliminaban los cuerpos mediante entierro o cremación. En cualquier caso, no hay razón para suponer que Pitágoras u otros griegos que creían en la transmigración, como los órficos y / o el filósofo-poeta Empédocles, obtuvieran sus ideas de otra persona: las nociones de transmigración se han desarrollado de forma independiente en otras partes del mundo. mundo.

¿Platón estudió en Egipto?

Platón nunca dice en ninguno de sus escritos que fue a Egipto, y no hay ninguna referencia a tal visita en la Séptima Epístola semi-biográfica. Pero en sus diálogos se refiere a algunos mitos y costumbres egipcias. Platón, por supuesto, no fue un historiador, y el conocimiento bastante superficial de Egipto que se muestra en sus diálogos, junto con una cronología vaga, es más característico de la ficción histórica que de la historia. De hecho, las anécdotas sobre su visita a Egipto solo aparecen en escritores del período helenístico posterior. ¿Qué mejor manera de explicar sus diversas referencias a Egipto que asumir que el autor tenía algún conocimiento de primera mano de las costumbres que describe? Para los autores que datan del siglo IV y antes, los biógrafos antiguos se vieron obligados a utilizar como fuente principal las obras del propio autor. Biógrafos posteriores agregan detalles a la historia de los viajes egipcios de Platón con el fin de proporcionar etiologías para la referencia "egipcia" en sus escritos. La anécdota más irónica de todas la conserva Clemente de Alejandría: Platón estudió en Egipto con Hermes el & quot; Tres veces el Grande & quot (Trismegisto). Esto equivale a decir que Platón estudió consigo mismo después de su muerte. Las obras de Hermes no podrían haberse escrito sin el vocabulario conceptual desarrollado por Platón y Aristóteles, y está profundamente influenciado no solo por Platón, sino por los escritos de los filósofos neoplatónicos de los primeros siglos d.C. En cualquier caso, quienesquiera que fueran estos maestros, parece que Platón nunca aprendió de ellos nada que sea característicamente egipcio, al menos hasta donde sabemos acerca de la teología egipcia de fuentes egipcias. En cambio, la noción de Platón de los egipcios sigue siendo similar a la de otros atenienses; no cambió tanto la noción ateniense de la cultura egipcia como la enriqueció e idealizó, de modo que pudiera proporcionar un contraste dramático e instructivo con las costumbres atenienses en sus diálogos.

¿Hubo alguna vez algo así como un "sistema de misterio egipcio"?

Incluso después de que los eruditos del siglo XIX hubieran demostrado que los informes de los visitantes griegos a Egipto malinterpretaron y tergiversaron lo que vieron, el mito de que la filosofía griega deriva de Egipto todavía está en circulación. La noción de un legado egipcio se conservó en la literatura y el ritual de la masonería. Fue de esa fuente que los afrocentristas se enteraron y luego buscaron confirmar la primacía de Egipto sobre Grecia en las fantasías de los escritores antiguos. Para mostrar que la filosofía griega es en realidad la filosofía egipcia robada, los escritores afrocentristas suponen que existió desde los tiempos más remotos un "sistema de misterio egipcio", que fue copiado por los griegos. La existencia de este `` Sistema de Misterios '' es parte integral de la noción de que la filosofía griega fue robada, porque proporciona una razón para suponer que los filósofos griegos tenían una razón particular para estudiar en Egipto y para afirmar que lo que luego escribieron en griego era originalmente egipcio. filosofía. Pero en realidad, la noción de un sistema de misterio egipcio es una ficción relativamente moderna, basada en fuentes antiguas que son distintivamente griegas o grecorromanas y de los primeros siglos d.C.

En su forma original, los misterios antiguos no tenían nada que ver con escuelas o cursos particulares de estudio, más bien, el ritual estaba destinado a poner al iniciado en contacto con la divinidad, y si estaban involucrados preparativos o rituales especiales, era para familiarizar al iniciado con las prácticas y la liturgia de ese culto en particular. De hecho, el origen de la conexión de los misterios con la educación se remonta al siglo XVIII. Proviene de una obra particular de ficción europea, publicada en 1731. Se trata de la obra de tres volúmenes Sethos, a History or Biography, basada en Memorias inéditas del Antiguo Egipto, del Abb & eacute Jean Terrasson (1670-1750), un sacerdote francés. , que fue profesor de griego en el Coll & egravege de France. Aunque ahora completamente olvidada, la novela se leyó ampliamente en el siglo XVIII. Por supuesto, Terrasson no tuvo acceso a ninguna información egipcia sobre Egipto, ya que los jeroglíficos no se descifrarían hasta más de un siglo después.

¿Por qué afirmar que la filosofía griega fue robada de Egipto?

Quizás el texto afrocentrista más influyente es Stolen Legacy, una obra que ha estado en amplia circulación desde su publicación en 1954. Su autor, George GM James, escribe que "el término filosofía griega, para empezar, es un nombre inapropiado, porque no existe tal filosofía existente. '' Sostiene que los griegos '' no poseían la habilidad nativa esencial para el desarrollo de la filosofía ''. Más bien, afirma que `` los griegos no fueron los autores de la filosofía griega, sino los negros del norte de África, los egipcios. "No es difícil entender por qué James desea dar crédito por el logro griego a los egipcios, incluso si hay poca o ninguna base histórica para sus afirmaciones". Al igual que los otros mitos nacionalistas, la historia de un "legado robado" ofrece una explicación del sufrimiento pasado y una fuente de orgullo étnico.

Pero aunque el mito puede alentar y quizás incluso & citar empoderar a los afroamericanos, su uso tiene un lado destructivo, que no puede ni debe pasarse por alto. En primer lugar, les ofrece una "historia" en lugar de una historia. También sugiere que los afroamericanos necesitan aprender solo lo que eligen creer sobre el pasado. Pero al hacerlo, el mito afrocéntrico busca protegerlos de aprender lo que todos los demás grupos étnicos deben aprender y, de hecho, enfrentar, es decir, el alcance completo de su historia.

¿Qué personas en la tierra han tenido una historia completamente gloriosa? Si bien señalamos los grandes logros de los griegos, cualquiera que haya estudiado la civilización griega antigua sabe que también cometieron errores terribles y tontos. ¿No es tratar a los afroamericanos de manera diferente al resto de la humanidad simplemente otra forma de segregación y condescendencia? La discriminación implícita es el aspecto más destructivo del afrocentrismo, pero también existen otros problemas graves. Enseñar el mito del legado robado como si fuera historia despoja a los antiguos griegos y a sus descendientes modernos de una herencia que les pertenece por derecho. ¿Por qué discriminarlos cuando el problema es la discriminación? Además, el mito priva a los antiguos egipcios de su propia historia y les roba su legado real. El Egipto del mito del legado robado es un Egipto totalmente europeo, como lo imaginaron los escritores griegos y romanos, y fue elaborado con más detalle en la Francia del siglo XVIII. La antigua civilización egipcia merece ser recordada (y respetada) por lo que fue, y no por lo que los europeos, antiguos y modernos, han imaginado que es.

¿Cuál es la evidencia de un "legado robado"?

La idea de James del antiguo Egipto es fundamentalmente el imaginario "Egipto místico" de la masonería. Habla de grados de iniciación. En estos Misterios, como los masones los imaginaban, los iniciados neófitos deben aprender el autocontrol y el autoconocimiento. Cree que Moisés fue un iniciado en los misterios egipcios y que Sócrates alcanzó el grado de maestro masón. En su descripción de la filosofía griega, enfatiza los Cuatro Elementos que juegan un papel clave en las ceremonias de iniciación masónica y de Memphis de Terrasson. Habla del símbolo masónico del ojo abierto, que se basa en un jeroglífico egipcio pero en la masonería ha llegado específicamente a representar la Mente Maestra. Al igual que en el sistema Universidad / Misterio inventado por Terrasson, los templos egipcios se utilizan como bibliotecas y observatorios.

Entonces, ¿qué se supone que los griegos robaron a los egipcios? ¿Existe algún texto que se pueda encontrar para verificar la afirmación de que la filosofía griega fue robada de Egipto? ¿Cómo se logró la "transferencia" de materiales egipcios a Grecia? Si examinamos lo que dice James sobre la forma en que se suponía que se había llevado a cabo la & quot; transferencia & quot, encontraremos que pocos o ningún dato histórico pueden ser convocados para respaldarlo. De hecho, para construir su argumento, James pasó por alto o ignoró mucha evidencia existente.

¿Aristóteles allanó la biblioteca de Alejandría?

Ninguna fuente antigua dice que Alejandro y Aristóteles irrumpieron en la Biblioteca de Alejandría. Que no lo hagan no es sorprendente, porque es poco probable que Aristóteles haya ido alguna vez allí. Aristóteles fue el tutor de Alejandro cuando Alejandro era joven, pero no lo acompañó en su campaña militar. Incluso si hubiera ido allí, es difícil imaginar cómo pudo haber robado libros de la biblioteca de Alejandría. Aunque Alejandría fue fundada en el 331 a. C., no comenzó a funcionar como ciudad hasta después del 323. Aristóteles murió en el 322. La biblioteca se montó alrededor del 297 bajo la dirección de Demetrio de Falerón, alumno de Aristóteles. La mayoría de los libros que contenía estaban en griego.

¿Aristóteles plagió las fuentes egipcias?

Si Aristóteles les había robado sus ideas a los egipcios, como afirma Santiago, Santiago debería poder proporcionar textos paralelos egipcios y griegos que muestren frecuentes correspondencias verbales. Tal como están las cosas, solo puede encontrar una vaga similitud entre dos títulos.Uno es el tratado de Aristóteles Sobre el alma, y ​​el otro el nombre inglés moderno de una colección de textos egipcios, El libro de los muertos. Estos textos funerarios, que los propios egipcios llamaron el Libro de la Salida de Día, están diseñados para proteger el alma durante su peligroso viaje a través de Duat, el inframundo egipcio, en su camino hacia la vida de felicidad en el Campo de Juncos. Tanto Aristóteles como los egipcios creían en la noción de una & quotsoul. Pero ahí termina la similitud. Incluso una mirada superficial a una traducción del Libro de los Muertos revela que no es un tratado filosófico, sino más bien una serie de prescripciones rituales para asegurar el paso del alma al próximo mundo. Es completamente diferente de la consideración abstracta de Aristóteles sobre la naturaleza del alma. James no menciona que los dos textos no pueden compararse de manera provechosa, porque sus objetivos y métodos son muy diferentes. En cambio, explica la discrepancia afirmando que la teoría de Aristóteles es solo una "porción muy pequeña" de la "filosofía" egipcia del alma, como se describe en el Libro de los Muertos egipcio. Sobre esa base, se podría afirmar que cualquier escritor posterior plagió a cualquier escritor anterior que tocara el mismo tema. Pero, ¿por qué no asumir, en cambio, que el escritor posterior fue influenciado por el escritor anterior, o incluso se le ocurrieron algunas de las mismas ideas de forma independiente, especialmente si esas ideas están muy extendidas, como la noción de que los seres humanos tienen alma?

James también alega que la teoría de la materia de Aristóteles se tomó de la llamada Teología de Menfita. La teología menfita es un documento religioso inscrito en una tablilla de piedra por sacerdotes egipcios en el siglo VIII a. C., pero que se dice que fue copiado de un papiro antiguo. El lenguaje arcaico del texto sugiere que el original data de algún momento del segundo milenio antes de Cristo. Según Santiago, Aristóteles tomó de la teología menfita su doctrina de que la materia, el movimiento y el tiempo son eternos, junto con el principio de los opuestos y el concepto del motor inmóvil. James no dice cómo Aristóteles habría sabido acerca de esta inscripción, que en ese momento estaba ubicada en Memphis y no en la Biblioteca de Alejandría, ni explica cómo habría podido leerla. Pero incluso si Aristóteles hubiera tenido alguna forma de averiguarlo, no lo habría utilizado en sus escritos filosóficos. El texto de Memphis, como el Libro egipcio de los muertos, es una obra de carácter totalmente diferente a cualquiera de los tratados de Aristóteles.

El texto de Menfita describe la creación del mundo como se conocía entonces (es decir, el Alto y el Bajo Egipto). Relata cómo la mente de Ptah (o & quotheart & quot) y el pensamiento (o & quottongue & quot) crearon el universo y todas las criaturas vivientes en él: `` porque cada palabra del dios se produjo a través de lo que el corazón ideó y la lengua ordenó ''. De una de sus manifestaciones, en las aguas primordiales del caos, nació el dios sol Atum. Cuando Ptah ha terminado de crear el universo, descansa de su trabajo: "Ptah estaba satisfecho después de haber creado todas las cosas y todas las palabras divinas".

En forma y sustancia, este relato no tiene prácticamente nada en común con la teología abstracta de Aristóteles. De hecho, en el Libro 11 de Metafísica, Aristóteles descarta la noción tradicional de un universo creado por una divinidad o divinidades, en favor de un argumento metafísico. Si hay movimiento eterno, hay sustancia eterna, y detrás de ella, una fuente inmaterial y eterna de actividad, cuya existencia se puede deducir del eterno movimiento circular de los cielos. La fuente de esta actividad es lo que se llama en la traducción al inglés el "motor inmóvil". Todo lo que esta teoría tiene en común con la teología menfita es una preocupación por la creación del universo. Sobre la misma base insustancial, sería posible argumentar que Aristóteles robó su filosofía de la historia de la creación en el primer libro del Génesis.

¿Existe diversidad de verdades?

Por supuesto, hay muchas posibles interpretaciones de la verdad, pero algunas cosas simplemente no son ciertas. No es cierto que no hubo Holocausto. Hubo un Holocausto, aunque podemos estar en desacuerdo sobre el número de personas asesinadas. Asimismo, no es cierto que los griegos robaran su filosofía de Egipto, más bien es cierto que los griegos fueron influenciados de diversas formas durante un largo período de tiempo por su contacto con los egipcios. Pero entonces, ¿qué cultura en algún momento no ha sido influenciada por otras culturas, y qué entendemos exactamente por "influencia"? Si hablamos de la filosofía griega como un "legado robado", que los griegos robaron de las universidades egipcias, no estamos diciendo la verdad, sino contando una historia, un mito o un cuento. Pero si hablamos de la influencia egipcia en Grecia, estamos discutiendo un tema histórico.

En discusiones históricas y científicas es posible distinguir grados y ser más o menos precisos. Como clasicista, puedo exagerar los logros de los griegos porque no sé lo suficiente sobre el resto del mundo mediterráneo. Los egiptólogos pueden inclinarse a cometer el mismo error en la dirección opuesta. Reconocemos que ningún historiador puede escribir sin cierta parcialidad, por eso la historia siempre debe reescribirse. Pero no todo sesgo equivale a distorsión o equivale a adoctrinamiento. Si soy consciente de que es probable que esté predispuesto por cualquier número de razones y trato de compensarlas, el resultado debería ser muy diferente en calidad y carácter de lo que diría si estuviera conscientemente tratando de lograr una política en particular. objetivo.

Hacer una distinción clara entre motivaciones y pruebas tiene una relación directa con la cuestión de la libertad académica. Cuando se trata de decidir qué se puede o no se puede decir en clase, la cuestión de la etnia o de las motivaciones, ya sean personales o culturales, es o debería ser irrelevante. Lo que importa es si lo que uno dice está respaldado por hechos y evidencias, textos o fórmulas. El propósito de la diversidad, al menos en la academia, es asegurar que la instrucción no se convierta en un vehículo para adoctrinar a los estudiantes en los valores de la cultura mayoritaria, o para limitar el plan de estudios al estudio de la historia y la literatura de la cultura mayoritaria. Eso significa que es esencial para una universidad considerar los desarrollos fuera de Europa y América del Norte, y evaluar los logros de las culturas no europeas con respeto y simpatía.

Otra cuestión es si la diversidad debe aplicarse o no a la verdad. ¿Hay, puede haber, & quot; verdades & quot; múltiples y diversas? Si las hay, ¿cuál & quot; verdad & quot debería ganar? ¿El que se argumenta más fuerte o se expresa de manera más persuasiva? Las & quot; verdades & quot; son posibles solo si se entiende que & quot; verdad & quot; significa algo como & quot; punto de vista & quot. La noción de diversidad no se extiende a la verdad.

Los estudiosos del mundo moderno pueden pensar que es una cuestión de indiferencia si Aristóteles robó o no su filosofía de Egipto. Pueden creer que incluso si la historia no es cierta, puede usarse para un propósito positivo. Pero la pregunta, y muchas otras similares, debería ser motivo de seria preocupación para todos, porque si afirmas que él sí robó su filosofía, estás dispuesto a ignorar u ocultar un cuerpo sustancial de evidencia histórica que prueba lo contrario. Una vez que comienzas a hacer eso, no puedes tener un discurso científico o incluso científico-social, ni puedes tener una comunidad o una universidad.

Copyright y copia 1996 por BasicBooks Todos los derechos reservados

Mary Lefkowitz es la profesora Andrew W. Mellon de Humanidades en Wellesley College. Es autora de muchos libros sobre la antigua Grecia y Roma, incluidos Vidas de los poetas griegos y Mujeres en el mito griego, así como artículos para el Wall Street Journal y la Nueva República. Es coeditora de Women's Life in Greece and Rome y Black Athena Revisited.

Not Out of Africa de Mary Lefkowitz: el libro que ha provocado un amplio debate sobre la enseñanza de la historia revisionista en escuelas y universidades. ¿Era Sócrates negro? ¿Aristóteles robó sus ideas de la biblioteca de Alejandría? ¿Debemos los principios subyacentes de nuestra civilización democrática a los africanos? Mary Lefkowitz explica por qué se están escribiendo historias del mundo antiguo con motivaciones políticas y muestra cómo las afirmaciones afrocentristas contradicen descaradamente la evidencia histórica. Not Out of Africa es un libro importante que protege y defiende la necesidad de verdades y estándares históricos en la educación cultural. Compra en Amazon.com

Condiciones de uso: Solo se permite la reutilización de texto, gráficos, fotos, clips de audio, otros archivos electrónicos o materiales de The History Place, en el hogar / escuela privada, no comercial, sin uso de Internet.


¿Cuál era la opinión de los antiguos griegos sobre los afrodescendientes? - Historia

Los primeros estadounidenses fueron indios negros de ascendencia africana

El Dr. David Imhotep, un historiador respetado y la primera persona en el mundo en tener un doctorado en ascendencia africana antigua, sostiene que todos los humanos se originaron en el continente de África y esto incluye a los estadounidenses. La mayoría de los libros sobre la historia de Estados Unidos comienzan con los indios y los vaqueros, pero ese no es el comienzo de la historia de Estados Unidos. Una abrumadora cantidad de evidencia respalda el hecho de que efectivamente hubo una presencia y un legado de africanos en la América antigua.
En su libro Vinieron antes que Colón, el historiador Ivan Van Sertima examina las analogías culturales de navegación y construcción naval entre nativos americanos y africanos, el transporte de plantas, animales y textiles entre los continentes y los diarios, revistas y relatos orales de los exploradores mismos para respaldar la afirmación de una presencia africana en el Nuevo Mundo siglos antes de la llegada de Cristóbal Colón.

Varios otros relatos históricos apoyan esta afirmación. Por ejemplo, el lanzamiento de los grandes barcos de Mali en 1310 (doscientos barcos maestros y doscientos barcos de suministro), la expedición marítima del rey Mandingo en 1311, y muchos otros. Es innegable el inconfundible rostro y la huella de las manos de los africanos negros en la América precolombina y su abrumador impacto en las civilizaciones que encontraron.

En Los primeros estadounidenses fueron africanos, El Dr. Imhotep también presenta este mismo caso apasionado y completo para una reescritura radical de la historia ortodoxa. Dice que al examinar la evidencia científica y geológica, se puede determinar fácilmente que las personas de ascendencia africana estuvieron en América antes de los vikingos o Colón.


Antes de la esclavitud: la antigua diáspora africana

POR RUNOKO RASHIDI *

He sostenido durante muchos años que el peor crimen que podemos cometer es enseñar a nuestros hijos que nuestra historia comenzó con la esclavitud. Y, sin embargo, esto es lo que muchos de nosotros hacemos en las comunidades negras del hemisferio occidental. Cuando llega el Mes de la Historia Negra, solemos celebrar a los grandes héroes y sheroes que surgieron después de que nos llevaron de África a América. En los Estados Unidos, amamos a Harriet Tubman y Frederick Douglass y Langston Hughes y Rosa Parks, y con razón. Incluso podríamos hablar de Toussaint L'Ouverture y Jean-Jacques Dessalines de Haití, y tal vez incluso de Zumbi dos Palmares en Brasil.

Pero muchos de nosotros parecemos pasar por alto que los africanos tenían una historia antes de la esclavitud. De hecho, África tiene una diáspora antigua que no tiene raíces en la esclavitud. Este breve artículo está dedicado a una descripción general de esta antigua diáspora y proporciona una dimensión global de la historia negra que rara vez se enfatiza y está dedicada a la revisión de lo que se ha denominado & # 8220That Otro Africano & # 8221. salvaje africano estereotipado, pero el africano que primero pobló la tierra y dio a luz o influyó significativamente en las civilizaciones más antiguas y magníficas del mundo. Este es el africano que entró por primera vez en Asia, Europa, Australia, el Pacífico y las primeras Américas no como esclavo, sino como amo.

Ahora sabemos, sobre la base de estudios científicos recientes del ADN, que la humanidad moderna se originó en África, que los negros son los pueblos originales del mundo y que todos los humanos modernos pueden, en última instancia, rastrear sus raíces ancestrales hasta África. Si no fuera por las migraciones primordiales de los primeros africanos, la humanidad habría permanecido físicamente africana y el resto del mundo fuera del continente africano sin vida humana.

La temprana presencia africana en Europa es algo bien conocida, particularmente la historia de los moros, pero apenas se ha escrito sobre la temprana presencia de los negros en Asia, antes de la esclavitud. Incluso hoy en día, la presencia de personas negras en Asia, particularmente en la India, a menudo se ignora. La presencia negra en Australia y las islas del Pacífico se minimiza en gran medida desde la perspectiva de ser un componente importante de la comunidad africana global, a pesar de que había ramas de UNIA-ACL de Marcus Garvey allí, así como un movimiento de poder negro. En cuanto a la presencia africana en las Américas antes de la esclavitud, a pesar de las magníficas obras de Ivan Van Sertima y las obras más recientes de académicos como Michael Imhotep, la idea de que las personas de ascendencia africana fueron los primeros visitantes de las Américas y que los africanos contribuido poderosamente a la América precolombina aún no ha penetrado en la imaginación popular.

LA PRESENCIA AFRICANA EN ASIA

Las primeras poblaciones humanas modernas (Homo sapiens sapiens) de Asia también eran de origen africano. Aquí estamos hablando de los Africoides Diminutivos & # 8212 la familia extremadamente importante y muy romantizada de personas negras caracterizadas fenotípicamente por: estatura inusualmente baja, complexión de la piel que va desde el cabello amarillento a marrón oscuro muy rizado y, en casos frecuentes (como muchos otros negros ), esteatopigia. Probablemente nos sean más familiares con términos peyorativos como & # 8220pygmies & # 8221 & # 8220negritos & # 8221 y & # 8220negrillos. & # 8221 Pueblos similares que viven hoy en día en el sur de África han sido titulados Bosquimanos. & # 8221 Más exacto los nombres de estas últimas personas son San (traducido como & # 8220 habitantes originales & # 8221).

Moviéndose lenta y esporádicamente desde su lugar de nacimiento africano, comenzando quizás hace 100.000 años y continuando a lo largo de los milenios, un número incalculable de diminutos africanos comenzó a poblar Asia. Aunque actualmente existen en cantidades limitadas, y generalmente se encuentran en terrenos densamente boscosos, estériles, aislados o igualmente prohibitivos, los Africoides Diminutivos fueron en un momento los señores supremos de la tierra. De hecho, es lamentable que las historias de los diminutos afroides, incluidas las contribuciones distintas y fundamentales a las civilizaciones monumentales caracterizadas por la ciencia agrícola, la metalurgia, las escrituras avanzadas y la urbanización, se comprendan tan poco.

Sumer (la tierra bíblica de Shinar) fue la influencia civilizadora formativa en los inicios de Asia occidental. Floreciente durante el tercer milenio antes de nuestra era, Sumer marcó la pauta y estableció las pautas para los reinos e imperios que la sucedieron. Con frecuencia designado como Caldea y Babilonia, o vinculado con ellos, Sumer abrazó el valle del río Tigris / Éufrates desde la base del Golfo Pérsico al norte hasta Akkad, una distancia de aproximadamente 300 millas.

Si bien los muchos logros culturales y técnicos de Sumer son muy celebrados, la cuestión importante de su composición étnica con frecuencia se pasa por alto o se deja completamente fuera de la discusión. El estudio independiente y objetivo de los datos disponibles, sin embargo, revela la cuestión muy real de si el llamado & # 8220problema de origen sumerio & # 8221 es real o artificial. Los sumerios, después de todo, se refirieron a sí mismos como & # 8220 the Blackheaded People & # 8221, y sus líderes más poderosos y piadosos, como Gudea, eligieron constantemente piedras muy oscuras (y preferiblemente negras) para sus representaciones estatuarias. Tampoco hay duda de que la deidad más antigua y exaltada de los sumerios era Anu, un nombre que recuerda en voz alta a los prósperos y ampliamente difundidos civilizadores negros que se encuentran en los albores de la historia y # 8217 en África, Asia e incluso Europa. Los relatos de testigos presenciales, las similitudes religiosas, las afinidades lingüísticas, la evidencia esquelética, las referencias bíblicas, los patrones arquitectónicos y las tradiciones orales apuntan a un origen africano temprano para los sumerios de Irak.

Elam fue la primera civilización de Irán (antes llamada Persia) y compartió la frontera oriental de Sumer. Diop señala la presencia afroide a principios de Elam, centrándose especialmente en los restos artísticos y escultóricos de la región identificados por Marcel Dieulafoy en sus excavaciones de finales del siglo XIX en Susa. Los antiguos pensaban generalmente que el distrito de Susa era la residencia y la capital de Memnon y el ilustre rey guerrero negro. La heroica historia de Memnon & # 8212 su coraje y destreza en el sitio de Troya & # 8212 fue una de las más difundidas y celebradas de la antigüedad. Memnón se menciona repetidamente en las obras de escritores como Esquilo, Apolonio de Tiana, Ateneo, Catulo, Dió Crisóstomo, Hesíodo, Ovidio, Pausanias, Filóstrato, Píndaro, Quinto de Esmirna, Séneca, Diodoro Sículo, Estrabón y Virgilio. Arctinus de Miletus compuso un poema épico titulado Etiopía en el que Memnon fue la figura principal.

Fenicia fue el nombre dado por los griegos en el primer milenio antes de nuestra era. a las provincias costeras del Líbano moderno y el norte de Palestina, aunque en ocasiones el término parece haber sido aplicado a todo el litoral mediterráneo desde Siria hasta Palestina. Fenicia no se consideraba una nación, en el sentido estricto de la palabra, sino más bien una cadena de ciudades costeras, de las cuales las más importantes eran Sidón, Biblos, Tiro y Ras Shamra. Para los griegos, el término fenicio, de la raíz & # 8220Phoenix, & # 8221, tenía connotaciones de & # 8220red, & # 8221 y es probable que el nombre se derivara de la apariencia física de las personas mismas.

Los fenicios eran una rama costera de los cananeos, quienes, según las tradiciones bíblicas, eran hermanos de Kush (Etiopía) y Mizraim (Egipto): miembros de la familia étnica camita o kamita. La Biblia dice que los cananeos, etíopes y egipcios eran todos negros y de origen del valle del Nilo.

La Península Arábiga, habitada por primera vez hace más de 8.000 años, fue poblada inicialmente por negros. Antes del advenimiento del Islam, el sur de Arabia ya poseía el santuario sagrado de la Kaaba, con su piedra negra, en La Meca. La ciudad de La Meca fue considerada un lugar sagrado y el destino de los peregrinos mucho antes que el profeta Mahoma. El propio Mahoma, que iba a unir a toda Arabia, parece haber tenido un linaje africano prominente. Según al-Jahiz, el guardián de la sagrada Kaaba, Abd al-Muttalib, & # 8220 engendró diez señores, negros como la noche y magníficos & # 8221. Uno de estos hombres fue Abdallah, el padre de Mahoma. Según la tradición, el primer musulmán muerto en batalla fue Mihdja, un hombre negro.Otro hombre negro, Bilal, fue una figura tan fundamental en el desarrollo del Islam que se le ha llamado & # 8220 un tercio de la fe & # 8221. Muchos de los primeros conversos musulmanes eran africanos, y varios de los fieles musulmanes buscó refugio en Etiopía debido a la hostilidad árabe hacia las enseñanzas de Mahoma.

La antigua civilización ribereña del valle del Indo (que lleva el nombre de uno de sus sitios más grandes y estudiados & # 8212 Harappa) en realidad tenía extensiones que iban desde el río Oxus en Afganistán en el norte hasta el Golfo de Gambay en la India en el sur. La civilización Harappa floreció alrededor del 2200 a. C. hasta aproximadamente 1700 a.E.C. En su apogeo, los Harappans entablaron relaciones comerciales regulares con Irak e Irán. Esto lo sabemos con certeza. Estamos igualmente seguros de que los fundadores de la civilización Harappa fueron negros. Esto es verificable a través de la evidencia física disponible & # 8212 restos esqueléticos, relatos de testigos presenciales preservados en el Rig Veda, restos artísticos y escultóricos, la supervivencia regional de las lenguas dravídicas (incluyendo Brahui, Kurukh y Malto) y el papel esencial de estas lenguas, que ahora se utilizan en el desciframiento de la escritura harappa. También debemos tener en cuenta el protagonismo otorgado a la diosa madre en las ciudades de Harappa y la naturaleza sedentaria del propio pueblo de Harappa. Walter Fairservis afirma que los & # 8220 Harappans cultivaron algodón y quizás arroz, domesticaron el pollo y pueden haber inventado el juego de ajedrez y una de las dos grandes fuentes tempranas de energía no muscular: el molino de viento. & # 8221

En la actualidad, la India tiene la mayor concentración de negros de todos los países de Asia. Incluso he argumentado que India tiene la mayor concentración de negros en cualquier nación del mundo. Los negros eran el pueblo originario de la India y hoy se pueden ver en los pueblos llamados adivasis. Son los pueblos antiguos. ¡Y la abrumadora proporción de personas hoy conocidas como dalits o intocables seguramente serían perfiladas racialmente si vivieran en los Estados Unidos! De hecho, quizás la organización dalit más célebre de la India en la actualidad son los Dalit Panthers, que llevan el nombre del Partido Pantera Negra para la Autodefensa, formado en Estados Unidos a mediados de la década de 1960.

Asia oriental y sudoriental

Ciertamente, se han encontrado rastros de negros tanto en el período prehistórico como en el histórico a lo largo de las latitudes del noreste de Asia. Un proverbio japonés dice que & # 8220La mitad de la sangre en una & # 8217s venas deben ser negras para ser un buen samurái. & # 8221 También tenemos conocimiento, en Japón, de Sakanouye Tamura Maro (ca. 800 EC), el general negro que llevó a los ejércitos japoneses a la batalla contra los ainu. El exitoso general de Tamura Maro # 8217 finalmente lo convirtió en el primer shogun de Japón.

En China, una presencia afroide es visible desde la antigüedad remota a través de los principales períodos históricos. Los Shang, por ejemplo, la primera dinastía de China, aparentemente tenían un fondo negro, tanto que el conquistador Zhou los describió como de & # 8220 piel negra y grasa & # 8221. El famoso sabio chino, Lao-Tze (ca. 600 a. C.), era & # 8220 de tez negra & # 8221 Lao-Tze fue descrito como & # 8220 maravilloso y hermoso como el jaspe & # 8221 Se erigieron para él templos magníficos y ornamentados, dentro de los cuales fue adorado como un dios.

Funan es el nombre dado por los historiadores chinos al primer reino del sudeste asiático. Sus constructores fueron un pueblo negro conocido como Khmers, un nombre que recuerda en voz alta a la antigua Kmt (Egipto). En la antigüedad remota, los jemeres parecen haberse establecido en una vasta área que abarcaba Myanmar, Kampuchea, Laos, Malasia, Tailandia y Vietnam. Surgido durante el siglo III, el reino de Funan se extendió por el sur de Kampuchea y Vietnam. Un observador chino describió a los hombres de Funanese como pequeños y negros, y señaló las impresionantes bibliotecas de los jemeres y el gran respeto por los eruditos.

Después del primer reino de Funan surgieron las naciones negras mucho más poderosas de Angkor en Camboya y Champa en Vietnam.

La historia épica de la presencia africana en Asia es uno de los aspectos más emocionantes y, sin embargo, menos conocidos de la experiencia negra. Se extiende por un período de más de 100.000 años y abarca la masa de tierra más grande de la tierra. Aunque muchos se sorprenden por la noción, es absolutamente innegable que: como los primeros homínidos y los humanos modernos como simples cazadores-recolectores y agricultores primitivos como guerreros heroicos y civilizadores de primer nivel como sabios y sacerdotes, poetas y profetas, reyes y reinas como deidades. y demonios de leyendas nebulosas y mitos sombríos y sí, incluso como sirvientes y esclavos, los negros han conocido a Asia íntimamente desde el principio. Incluso hoy, después de toda una serie de holocaustos y calamidades, el número de negros en Asia se acerca a los 200 millones. Las poblaciones negras de Asia, lo que han hecho y están haciendo ahora, son preguntas que piden y exigen respuestas serias. Estas respuestas, que debemos tratar de proporcionar con diligencia, no pueden buscarse simplemente para satisfacer la curiosidad intelectual de un grupo de élite, sino para promover la visión del panafricanismo y reunir a una familia que ha estado separada durante demasiado tiempo.

BENNY WENDA LÍDER Y JEFE DE PAPÚ OCCIDENTAL

LA PRESENCIA NEGRA EN AUSTRALIA Y MELANESIA

La presencia negra en Australia: luchando por la supervivencia

Australia fue colonizada hace al menos 50.000 años por personas que se hacen llamar Blackfellas, y que generalmente se conocen como los aborígenes australianos. Físicamente, los Blackfellas se distinguen por texturas de cabello liso a ondulado y tez oscura a casi negra. En enero de 1788, cuando Gran Bretaña comenzó a utilizar Australia como colonia carcelaria, se estima que 300.000 indígenas estaban repartidos por todo el continente en unas 600 sociedades de pequeña escala. Cada una de estas comunidades mantenía conexiones sociales, religiosas y comerciales con sus vecinos.

El vertido de convictos británicos en Australia resultó catastrófico para los negros. Víctimas de envenenamientos deliberados, matanzas calculadas y sistemáticas diezmadas por la tuberculosis y la sífilis barridas por epidemias infecciosas, sus estructuras comunitarias y sus fibras morales destrozadas, en la década de 1930 los Blackfellas se habían reducido a un patético remanente de unas 30.000 personas, y quizás el doble de esa cantidad de personas. ascendencia mixta.

Cuando el continente fue invadido por europeos en el siglo XIX, los historiadores blancos que escribieron sobre Australia incluyeron invariablemente una sección sobre los negros y reconocieron que los habitantes originales del continente habían tenido un papel histórico. Después de 1850, sin embargo, pocos escritores se refirieron a los negros. Se pensaba que los negros eran una & # 8220 raza moribunda & # 8221. En 1950, las historias generales del continente por parte de los europeos-australianos casi nunca se referían a los pueblos indígenas. Durante este período, los pueblos indígenas, ya sean de sangre total o parcial, fueron excluidos de todas las principales instituciones europeo-australianas, incluidas escuelas, hospitales y sindicatos. No pudieron votar. Sus movimientos estaban restringidos. Eran marginados en la Australia blanca.

Hoy, los negros de Australia están terriblemente oprimidos y siguen en una lucha desesperada por sobrevivir. Las encuestas demográficas recientes, por ejemplo, muestran que la tasa de mortalidad infantil negra es la más alta de Australia. La gente originaria tiene las viviendas más precarias y las escuelas más pobres. Su esperanza de vida es 20 años menor que la de los europeos. Su tasa de desempleo es seis veces más alta que el promedio nacional. Los aborígenes no obtuvieron el derecho a votar en las elecciones federales hasta 1961, ni el derecho a consumir bebidas alcohólicas hasta 1964. No fueron contados oficialmente como ciudadanos australianos hasta después de una enmienda constitucional en 1967. Hoy, los indígenas constituyen menos del 2% de la población australiana total.

Papúa Occidental en Melanesia: la lucha continúa

Nueva Guinea es la más grande y poblada de las islas de Melanesia. De hecho, es la isla más grande del mundo después de Groenlandia. Es tremendamente rico en recursos minerales, que incluyen: uranio, cobre, cobalto, plata, oro, manganeso, hierro y petróleo. Ahora dividida en dos por diseño colonial, Nueva Guinea ha tenido hasta hace poco una población racialmente homogénea de 5 a 6 millones de afroides. La mitad oriental de la isla se independizó en 1975 con el nombre de Papúa Nueva Guinea. Sin embargo, la mitad occidental de Nueva Guinea, junto con una parte importante de la población total de las islas (estimada en 3 a 4 millones de personas), ha sido incautada por Indonesia como su vigésimo sexta y # 8220 provincia. & # 8221

Para el pueblo de Papúa Occidental (la parte occidental de Nueva Guinea), Indonesia ha sido y sigue siendo una potencia ocupante brutal y agresiva. Bajo el dominio de Indonesia desde 1963, los melanesios han sido propensos al genocidio tanto físico como cultural. Los indonesios generalmente tienen una visión condescendiente de los melanesios, a quienes consideran sus inferiores raciales & # 8212, excepto, por supuesto, aquellos que se alejan de su propia cultura y eligen identificarse con los valores culturales, los modos de comportamiento y el lenguaje de Indonesia. Además, los miembros del ejército indonesio y otros altos funcionarios del gobierno poseen una riqueza considerable en Papúa Occidental y están firmemente decididos a no compartirla con los melanesios.

Los melanesios que viven en las comunidades forestales de Papúa Occidental han sido sometidos a esquemas de trabajo forzoso, mientras que en las zonas urbanas los melanesios se enfrentan a una discriminación racial manifiesta. Una parte importante de la política genocida del régimen indonesio, de hecho, es el reemplazo físico de los melanesios por ciudadanos indonesios. Esto plantea la clara posibilidad de que los melanesios de Papúa Occidental se conviertan en minoría en su propio país. La lucha del pueblo de Papua Occidental hoy en día merece mucha más atención del mundo, en particular del mundo negro.

UNA PRESENCIA AFRICANA EN AMÉRICA TEMPRANA ANTES DE COLÓN Y ANTES DE LA ESCLAVITUD

Los olmecas fueron una de las primeras personas de Mesoamérica, que se asentaron en la costa mexicana del golfo. Esta antigua cultura estadounidense ha sido etiquetada como la primera civilización del hemisferio occidental, ya que superó a sus vecinos en un intento por resolver ciertos problemas de convivencia y de gobierno, defensa, religión, familia, propiedad, ciencia y arte. En este esfuerzo, los olmecas sentaron las bases de la civilización estadounidense. Nadie sabe de dónde vinieron los olmecas o si fueron derivados directos de la población indígena, pero que gran parte de su escultura, especialmente las cabezas colosales, evidencia una antigua presencia afroide en las Américas está más allá de toda refutación. De hecho, algunos científicos han concluido que los olmecas pueden haber sido originalmente una colonia de colonos africanos que conquistó a la población indígena del sur de México. Otros están convencidos de que la presencia negra entre los olmecas consistía simplemente en una comunidad pequeña pero de élite y muy influyente.

Los restos escultóricos y esqueléticos encontrados en antiguos sitios olmecas proporcionan la evidencia más concluyente hasta ahora descubierta sobre la presencia de africanos en América antes de Colón. Las representaciones escultóricas africoides más pronunciadas y ampliamente reconocidas que aparecen en el antiguo & # 8220New World & # 8221 fueron producidas por los olmecas. Cerca de 20 cabezas de piedra colosales, que pesan entre 10 y 40 toneladas, han sido desenterradas en sitios olmecas a lo largo de la costa del Golfo de México. Uno de los primeros científicos europeo-americanos en comentar sobre las cabezas olmecas, el arqueólogo Matthew Stirling, describió sus rasgos faciales como & # 8220amazingly negroide & # 8221.

En 1974, el craneólogo polaco Andrzej Wiercinski informó al Congreso de Americanistas que los cráneos de olmecas y otros sitios precristianos en México (Tlatilco, Cerro de las Mesas y Monte Albán) & # 8220 muestran una clara prevalencia del patrón negroide total & # 8221.

Otros científicos han encontrado una gran cantidad de paralelismos culturales entre los antiguos africanos y los nativos americanos, incluidos los patrones arquitectónicos y las prácticas religiosas. En cuanto a estos últimos, algunas comunidades nativas americanas adoraban a dioses negros de gran antigüedad, como Ekchuah, Quetzalcoatl, Yalahau, Nahualpilli e Ixtliltic, mucho antes de que llegara el primer esclavo africano al Nuevo Mundo.

Durante su tercer viaje, Colón registró que cuando llegó a Haití la población residente le informó que hombres negros del sur y sureste lo habían precedido a la isla. En 1513, Balboa encontró una colonia de negros a su llegada a Darién, Centroamérica.

Todos estos hechos, respaldados por esqueletos y esculturas, dejan en claro que los africanos han tenido una profunda presencia e influencia en América, antes de Colón y antes de la esclavitud.

Yo diría que si le enseñas a un niño que su historia comenzó con la esclavitud, lo paralizas, quizás de por vida. De hecho, fomentas una nueva forma de esclavitud, una esclavitud de la mente.

No limitemos nuestra historia a la parte más fea, brutal y traumática de ella. Empecemos por el principio. Y ese comienzo no comienza con la esclavitud. ¡Comienza con mujeres y hombres negros como los amos de su destino y los árbitros de su destino!

Y para aquellos que cuestionan la relevancia de todo esto, les dejo con las profundas palabras y la sabiduría de Nana KwaDavid Whitaker, quien dice: “Lo que hagas por ti mismo depende de lo que pienses de ti mismo. Y lo que piensas de ti mismo depende de lo que sabes de ti mismo. Y lo que sabes de ti mismo depende de lo que te hayan dicho ". Bien dicho, Nana Whitaker. Es un toque de atención y una profunda filosofía de la historia, y no se me ocurren mejores palabras para terminar aquí nuestro panorama general de la antigua diáspora africana, la diáspora africana antes de la esclavitud.


Filósofos griegos que vinieron a África a estudiar.

Hoy en día, muchos africanos viajan a Europa y otros lugares para estudiar y trabajar, pero lo contrario sucedió en el pasado, cuando otros ciudadanos se enfrentaron al peligro de los mares y los desiertos para venir a estudiar a África. Estos incluyeron íconos intelectuales y culturales europeos que se sentaron a los pies de los maestros africanos y regresaron a sus países de origen para difundir la luz que habían visto desde el llamado "continente oscuro". Vinieron a aprender los rudimentos de la ciencia, las matemáticas, la filosofía y todo. Pero no espere encontrar esto en los libros de historia ortodoxos. Barima Adu-Asamoa nos lleva a través de los registros.

Es interesante notar que los antiguos griegos sabían mucho más sobre la identidad cultural y racial de los antiguos egipcios que los historiadores europeos modernos, mucho antes de la llegada de los romanos, turcos y árabes. El objetivo principal de estos eruditos eurocéntricos modernos (incluidos los historiadores árabes modernos) es eliminar por completo a los africanos negros del "mapa de la geografía humana" y de la historia mundial. La posición ideológica ha sido, y sigue siendo, que nada salió de África sino pueblos e ideas impotentes, indefensos, incivilizados, bárbaros y primitivos.

Si es así, ¿por qué los grandes filósofos griegos cruzaron los mares y los desiertos para estudiar en África? Aristóteles, uno de los más grandes filósofos griegos, escribió en Physiognomonica que "los etíopes y egipcios son muy negros". Herodoto (también historiador griego) agrega que los antiguos egipcios tenían "piel negra y cabello lanudo". Entonces, ¿por qué la identidad racial del antiguo Egipto es fundamental para la autoevaluación de África?

La lógica, según la hegemonía europea, es la siguiente: atribuir una de las mayores civilizaciones del mundo, el Antiguo Egipto, a los africanos, socava la noción de superioridad racial necesaria para el "Maafa" (trata de esclavos europeos y árabes en África), y su consecuente ataque económico, espiritual y psicológico. Pero el Antiguo Egipto es anterior a Grecia como Grecia es anterior a Roma, y ​​se le atribuye a Grecia la expansión de la civilización en Europa. En su libro, The Significance of African History, el escritor afro-caribeño, Richard B. Moore, señala acertadamente que: "La importancia de la historia africana se muestra en el mismo esfuerzo por negar algo del nombre de la historia a África y los pueblos africanos. Porque es lógico y evidente que tal empresa [falsificación de la historia africana] nunca se habría llevado a cabo, y con tanta extensión, para oscurecer y enterrar lo que en realidad tiene poca o ninguna importancia ".

Hay pruebas suficientes de que la distorsión de la historia africana fue planeada y ejecutada deliberadamente, y esto ha cosechado dividendos para los perpetradores. Pero para los africanos, esto ha llevado a una falta de confianza en sí mismos y a una actitud positiva, por lo que la restauración de la historia africana debe ser un componente crítico de un renacimiento africano.

La Unión Africana debería, por tanto, crear un programa de restauración de la historia africana y darle toda la importancia necesaria. Esto implicaría que el gobierno del Egipto moderno reconoce a los creadores originales de la civilización del Antiguo Egipto y les da el lugar que les corresponde. Debería dejar de ser parte de la negación que se ha prolongado durante tanto tiempo. El antiguo Egipto fue, y sigue siendo, el legado cultural de los africanos negros, no de los árabes que fueron los últimos invasores del norte de África.

De hecho, cuando el general musulmán Amr ibn al-As y su ejército de unos 4.000 árabes, ordenados por el califa Umar de invadir Egipto (diciembre de 639 d.C.), se le preguntó qué hacer con los libros sagrados africanos que se encuentran en las bibliotecas de Alejandría y otras ciudades, su respuesta ha resistido la prueba del tiempo: "Si no está en el Corán, no vale la pena si está en el Corán, es superfluo quemarlo". Esta declaración habría avergonzado a los seguidores de Bilal, el compañero africano del profeta Mahoma. Esto implica que África tiene el deber moral de reculturalizar todos los elementos culturales "extranjeros" para su propia conservación.

Durante el siglo XVIII, Europa experimentó un renovado interés por el oro y los artefactos egipcios. Esto hizo posible el desciframiento de la Piedra Rosetta que fue encontrada en 1799 en la desembocadura del río Nilo por miembros de la expedición de Napoleón. Sobre la Piedra había un decreto emitido por Ptolomeo Ephihanes V en griego y Medu-Neter que fue descifrado por el francés Jean-Francois Champollion quien, a su vez, estando todavía en Egipto, escribió sobre lo que vio en los templos a su hermano Jacques Joseph. Champollion-Figeac.

Jean-Francois murió en 1832. Su hermano, Jacques Joseph, que más tarde se convirtió en el icono de la egiptología europea, publicó el texto completo de la carta de Jean-Francois en 1883. Los europeos quedaron desconcertados al descubrir un relato de primera mano de los propios egipcios antiguos. , apuntando al negro Egipto. Al mismo tiempo, Europa esclavizaba a los negros africanos y los enviaba a América. Como resultado, Europa no podía admitir un Egipto negro, la fuente de la antigua civilización griega, incluso si los mismos antiguos egipcios lo hubieran afirmado.

La publicación de Jacques de la correspondencia de Jean-Francois estableció una prueba importante de un europeo que debería hacer innecesarias todas las suposiciones sobre el Egipto negro. Ya en el 233 a. C. (XVIII Dinastía), los egipcios representaban continuamente a los dos grupos de su propia raza de una manera que nadie podía confundir.Significativamente, el orden en el que las cuatro razas conocidas entonces por los egipcios (Kemmui, Nahasi, Namou y Tahmou) están consistentemente organizadas en relación con el dios Horus, también les otorgó su jerarquía social.

Jean-Francois lo afirmó en su carta a su hermano. El escribio:

"Justo en el valle de Biban-el Moluk admiramos como todos los visitantes anteriores la asombrosa frescura de la pintura y la fina escultura de las tumbas. Tenía una copia de los pueblos representados en el bajorrelieve. Según la leyenda, deseaban representan a los habitantes de Egipto y a los de tierras extranjeras.

"Así tenemos ante nuestros ojos las imágenes de varias razas humanas conocidas por los egipcios, establecidas durante esa época temprana. Los hombres dirigidos por Horus, pertenecen a cuatro razas la primera, la más cercana al dios, tiene un color rojo oscuro, cuerpo bien proporcionado, rostro amable, cabello largo trenzado, nariz ligeramente aguileña, hombres designados por excelencia.

"No puede haber incertidumbre sobre la identidad racial del hombre que viene después: pertenece a la raza negra designada Nahasi". El tercer hombre presenta un aspecto muy diferente, su color de piel bordea el amarillo o el tostado, tiene una nariz aguileña fuerte, barba espesa, puntiaguda y negra y viste una prenda corta de colores variados estos llamados Namou.

"Por último, el último, lo que llamamos el color carne, una piel blanca de la tonalidad más delicada, una nariz recta o ligeramente arqueada, ojos azules, rubio o barbudo rojo, estatura alta, muy esbelta y vestida de peludo buey. piel, un verdadero salvaje tatuado en varias partes de su cuerpo, se llama Tahmou.

"Me apresuro a buscar el cuadro correspondiente a éste en las otras tumbas reales y, de hecho, encontré varias, convenciéndome de que los egipcios representaban a saber: (1) egipcios, (2) africanos negros, (3) asiáticos, (4) finalmente (y me da vergüenza decirlo, ya que nuestra raza es la última y más salvaje de la serie) los europeos, que en aquella época remota, francamente, no cortaban una figura demasiado fina en el mundo. .

"Esta manera de ver el cuadro es acertada, porque en las otras tumbas, los mismos nombres genéricos reaparecen siempre en el mismo orden. Allí encontramos, egipcios y africanos representados de la misma manera, que no podía ser de otra manera pero Namou (el asiático ) y Tahmou (indoeuropeos) presentan variantes significativas y curiosas.

"Ciertamente no esperaba, al llegar aquí, encontrar esculturas que pudieran servir de viñetas para la historia de los europeos primitivos, si es que alguna vez se tiene el coraje de intentarlo. Sin embargo, hay algo halagador y consolador en verlas, ya que nos hacen apreciamos el progreso que hemos logrado posteriormente ".

Cosas asombrosas, especialmente viniendo de un europeo.

Hay dos partes de la palabra "filosofía" como nos viene del griego: "Philo" que significa hermano o amante y "Sophia" que significa sabiduría o sabio. Por eso, a un filósofo se le llama "amante de la sabiduría". El origen de "Sophia" está claramente en el idioma africano, Mdu Neter, el idioma del Antiguo Egipto, donde la palabra "Seba", que significa "el sabio", aparece por primera vez en 2052 a. C. en la tumba de Antef I, mucho antes de la existencia de Grecia o griego.

La palabra se convirtió en "Sebo" en copto y "Sophia" en griego. En cuanto al "filósofo", el amante de la sabiduría, eso es precisamente lo que se entiende por "Seba", el sabio, en los antiguos escritos de las tumbas de los antiguos egipcios. Según todos los relatos griegos y antiguos, la filosofía tal como la conocemos comenzó primero con los africanos negros alrededor del 2800 a. C., es decir, 2200 años antes de la aparición del primer supuesto filósofo griego.

El aprendizaje fue hasta que la edad moderna señaló a África donde comenzó la educación superior. Es aquí donde las siete "artes liberales" se originaron a partir de las enseñanzas místicas del Antiguo Egipto que formaron la base del sacerdocio, los custodios del aprendizaje.

Cada noviciado tenía que estar al día con los 42 Libros de Hermes especializados en matemáticas, jeroglíficos, etc., seguidos de las ciencias aplicadas reveladas por los monumentos, la ingeniería y las ciencias sociales como la geografía y la economía.

De los escritos de Diodoro, Herodoto y Clemente de Alejandría (todos los cuales visitaron Egipto), aprendemos que había seis órdenes del sacerdocio africano, y en procesión aparecen como tales.

Primero viene el "cantante" (incluidos los cantantes de alabanza reales) que lleva un instrumento de música (mbira, todavía en uso en África). Luego viene el Horoscopus que lleva el horologium o reloj solar (el signo del zodíaco se inventó por primera vez en Egipto, el primer zodíaco conocido fue saqueado por Napoleón, ahora cuelga en el Musée du Louvre, París) seguido por el Hierogrammat con plumas en la cabeza y papiro (libros) en la mano derecha, y Pastophori que lleva el símbolo de la serpiente enroscada (o el caduceo original, el símbolo médico). Luego vienen los Stolistes que llevan un codo de jueces y un recipiente de libación. Luego viene el Profeta llevando un recipiente con agua.

* Imhotep, 2700BC, fue el primer filósofo conocido registrado. Muchos de sus escritos han sido saqueados o perdidos, pero sabemos que fue el constructor de la primera pirámide en Saqqara. Imhotep fue también el primer médico registrado, el primer arquitecto y el primer consejero de un rey registrado en la historia. Los informes de su vida y obra en las paredes de los templos y en los libros indican la estima en que se le tenía. Entre otros filósofos africanos notables se encuentran:

* Ptahhotep, 2414BC, el primer filósofo ético. Creía que la vida consistía en hacer armonía y paz con la naturaleza. Todo discurso sobre la relación entre los seres humanos y la naturaleza debe dar crédito a la vida de Ptahhotep.

* Kagemni, 2300BC, el primer maestro de la acción correcta por el bien de la bondad en lugar de la ventaja personal. Entró en la escena humana como filósofo africano casi 1.800 años antes que Buda.

* Merikare, 1990BC, valoró el arte del buen hablar. Sus enseñanzas clásicas sobre el buen habla se registraron y se transmitieron de generación en generación.

* Sehotep-ibra, 1991BC, el primer filósofo que abrazó una especie de nacionalismo basado en la lealtad y lealtad a un líder político.

* Amen-emhat, 1991BC, el primer cínico del mundo. Expresó una visión cínica de los íntimos y amigos, advirtiendo que uno no debe confiar en quienes están cerca de usted.

* Amenhotep, hijo de Hepu, 1400 aC, fue el más venerado de los antiguos filósofos keméticos. Fue considerado el "hijo de Dios", un santo maestro mucho antes que Jesús.

* Duauf, 1340BC, fue visto como el maestro de los protocolos. Le preocupaba leer libros en busca de sabiduría, el primer intelectual de la historia de la filosofía.

Tales de Mileto es considerado el primer filósofo occidental. Viajó a Kemet como estado por sí mismo y aconsejó a sus estudiantes que fueran a África a estudiar. Deodorise Siculus, el escritor griego, llegó a África y se quedó en Anu en Egipto. Admitió que muchos de los "famosos entre los griegos por su inteligencia y aprendizaje" estudiaron en Egipto.

Cuando los africanos terminaron de construir las pirámides en 2500 a. C., pasaron 1700 años antes de que Homero, el primer escritor griego, comenzara a escribir La Ilíada, el clásico europeo. Se dice que Homero pasó siete años en África y estudió derecho, filosofía, religión, astronomía y política. Muchos de los grandes filósofos europeos estudiaron en África porque era la capital educativa del mundo antiguo. Se sabe que Pitágoras pasó más de 20 años en África. Cuando Sócrates escribió sobre sus estudios en el libro Bucyrus, admitió categóricamente: "Estudié filosofía y medicina en Egipto". ¡No estudió estos temas en Grecia, sino en África!

En el área de la medicina, los africanos (antiguos egipcios) escribieron libros de medicina como el Papiro Hearst (VII dinastía 2000 aC), el Papiro Kahun (XII y XIII dinastía 2133-1766 aC), que contiene tratamientos ginecológicos, y el Papiro Ebers (XVIII dinastía 1500 aC).

En las paredes del Templo de Kom Ombo, dejaron registros de las herramientas médicas originales que utilizaron en sus operaciones. Estas herramientas consisten en fórceps, aircups, cuchillos, esponja, tijeras, tríceps, una balanza para pesar porciones de medicamento, retractor para separar la piel, silla de parto o parto, y el origen del símbolo de prescripción RX actual.

En el 47 a. C., los médicos de la antigua Kemet dieron a luz al hijo de Cleopatra VII llamado Caesarion ("Pequeño César"). El procedimiento médico realizado por estos médicos africanos en la era antes de Cristo para dar a luz a este niño lleva el nombre de Little Ceasar, del que ahora tenemos el término médico "Cesárea".

Cuando los médicos africanos escribían estos textos médicos y realizaban todas estas operaciones médicas, Hipócrates, el griego (ahora se dice que es el "padre de la medicina") aún no había nacido, hasta el año 333 a. C., casi 2.000 años después.

Recientemente, el Dr. Jackie Campbell, miembro de un equipo de investigación británico del Centro KNH de Egiptología Biológica de la Universidad de Manchester, que examinó papiros médicos que se remontan a la era del 1500 a.C. -un total de 1000 años antes del nacimiento de Hipócrates- afirmó que: "Los eruditos clásicos siempre han considerado a los antiguos griegos, particularmente a Hipócrates, como los padres de la medicina, pero nuestros hallazgos sugieren que los antiguos egipcios practicaban una forma creíble de farmacia y medicina mucho antes".

Imhotep, el primer genio múltiple registrado en el mundo "es el verdadero" padre de la medicina ". Nació en el 2800 a. C., por lo que en lugar de que los médicos modernos presten el juramento hipocrático derivado, los estudiantes de medicina de hoy deberían realizar el verdadero y original juramento de Imhotep.

El renombrado erudito afroamericano, Molefi Kete Asante, afirma en su libro clásico, Filósofos del Antiguo Egipto. "Cuando los egipcios cruzaron el Mediterráneo, convirtiéndose en la base de la cultura griega, las enseñanzas de Imhotep fueron absorbidas allí. Sin embargo, como los griegos estaban decididos a afirmar que ellos eran los creadores de todo, Imhotep fue olvidado durante miles de años y una figura legendaria, Hipócrates, que llegó 2.000 años después de él, se hizo conocido como el padre de la medicina ".

Como filósofo, a Imhotep se le atribuye haber escrito el lema: "Come, bebe y diviértete porque mañana moriremos".

En el ámbito de la planificación urbana, los africanos / kemitas inventaron el concepto de una provincia o distrito al que llamaron un "Nome". Había 42 Nomes en la antigua Kemet. Los griegos las llamarían más tarde "ciudades-estado".

Tras la muerte de Aristóteles, sus discípulos atenienses se comprometieron a compilar una historia de la filosofía, reconocida en ese momento como la Sabiduría de Sofía de los egipcios, que se había convertido en corriente y tradicional en el mundo antiguo. Posteriormente, esta historia se denominó erróneamente filosofía griega.

De hecho, el sistema matemático que es la médula espinal de la computadora en nuestra era AD fue inventado por los kemitas en la era BC, es decir, el sistema matemático binario. Estos hechos, por tanto, prueban que no podemos tener un mundo de hoy e incluso una Europa de hoy si no tuviéramos un Kemer ('tierra de los negros', como los antiguos egipcios llamaban a su tierra) de ayer en África.

Casi todo filósofo griego que se precie, de la escuela jónica que consiste en Tales, la escuela ateniense pasó un tiempo en África o sus tutores fueron enseñados por filósofos africanos. Después de casi 3.000 años de prohibición contra los griegos, se les permitió entrar a Kemer para estudiar. Esto fue posible, primero, a través de la invasión persa y, en segundo lugar, a través de la invasión de Alejandro Magno (desde el siglo VI a. C.) hasta la muerte de Aristóteles (322 a. C.). Cuando Egipto quedó bajo control romano, saquearon y saquearon las grandes bibliotecas de Egipto en 1798 d. C. De hecho, Demócrito, otro historiador griego, acusó a su compañero griego, Anaxágoras, de haber "robado" las enseñanzas místicas egipcias sobre el sol y la luna, y las pasó como suyas.

La muerte de Aristóteles, que había heredado una gran cantidad de libros de las bibliotecas de Egipto a través de su amistad con Alejandro Magno, fue seguida naturalmente por la muerte de la filosofía griega, que degeneró en un sistema de ideas prestadas, conocido por ellos mismos como eclecticismo.

La compilación de la filosofía griega (si no fue instigada por el propio Aristóteles, ciertamente por estudiantes de su escuela) no fue autorizada por el gobierno griego que persiguió a los filósofos griegos, ya que consideraba la filosofía como africana y ajena a las sensibilidades griegas, y por lo tanto podría conducir a la corrupción de la juventud.

Como resultado, Anaxágoras fue acusado y huyó de la prisión al exilio en Jonia. Sócrates también fue ejecutado por exhibir algunas de las cualidades obligatorias para la iniciación en las antiguas enseñanzas místicas africanas. Platón también fue perseguido y huyó a Megara en busca de refugio.

* Tales de Mileto (624-547 aC): Dejó su país y estudió con los sabios de Egipto, pero fue llevado cautivo cuando el rey persa Cambises invadió el Antiguo Egipto. Su creencia en la reencarnación se formuló en África, una creencia que todavía prevalece en el África moderna, antes del advenimiento del Islam y el cristianismo. A finales del siglo VI, Tales vivía en la ciudad de Mileto, ahora al oeste de Turquía. Según Herodoto, Tales era de ascendencia fenicia. Se trasladó al sur de Italia, donde fundó una comunidad de filósofos. El erudito griego Jámblico escribió que Tales le dejó claro a Pitágoras que él (Pitágoras) tenía que ir a Memphis, en Egipto, para estudiar. Tales agregó que si la fuente de su conocimiento provenía de sus estudios y tutela bajo los maestros africanos en Egipto, Pitágoras no podía permitirse el lujo de no ir allí.

Platón también registra que Tales fue educado en Egipto bajo los sacerdotes: "Tales estaba verdaderamente en deuda con Egipto por su educación". La ciencia de la geometría fue inventada en África por africanos, y Tales transfirió la ciencia especulativa de la geometría a Grecia.

* Sócrates: (469-399 aC): San Clemente de Alejandría, el griego, declaró que "si escribieras un libro de 1000 páginas, no podrías anotar los nombres de todos los griegos que fueron al valle del Nilo en el Antiguo Egipto para ser educado, e incluso los que no fueron afirman que fueron porque era prestigioso ”. Sócrates vivía en Atenas y él mismo no escribía nada, estaba interesado en la ética. Su axioma era que nadie haría nada malo a sabiendas. De modo que el conocimiento era importante, porque daba como resultado un buen comportamiento; sin embargo, a través de su alumno Platón, Sócrates ha influido en toda la historia del pensamiento, la cultura y la moralidad occidentales.

Viajó a África para su educación temprana y fue el más inclinado espiritualmente entre los filósofos griegos que llegaron a África. Fue acusado falsamente y condenado a muerte a los 70 años por "corromper a la juventud de Atenas" bebiendo una taza de cicuta.

Mientras esperaba la condena en prisión, admitió a sus alumnos que plagió (si no palabra por palabra) la obra del filósofo africano Esopo, el etíope (560 a. C.). Dijo Sócrates: "Aproveché algunas de las fábulas de Esopo que estaban listas a la mano y me eran familiares, y versifiqué la primera de ellas que me sugirieron". Se le atribuye el axioma: "El hombre conócete a ti mismo" (en griego helénico, "qnothi seauton"). La verdad es que la gloria original de estas palabras ya fue escrita por los antiguos africanos en las paredes exteriores de los templos unos 2.000 años antes de que Sócrates llegara a aprender su significado espiritual. Permaneció durante más de 10 años en África, según su propia biografía.

* Platón (428-347BC). Fue uno de los alumnos de Sócrates y muchos de sus escritos (llamados "diálogos") contenían conversaciones con Sócrates. La obra más famosa de Platón, La República, se centró principalmente en la mejor forma de vida para los hombres y los estados. Murió a los 81 años y fue enterrado en Atenas en la Academia, una escuela que fundó. La mayoría de sus doctrinas son eléctricas y apuntan a una fuente del Antiguo Egipto. Copió sus llamadas cuatro virtudes: sabiduría, justicia, coraje y templanza del sistema de creencias espirituales africano original (antiguo egipcio) que contenía 10 virtudes. Los griegos rebautizaron este sistema de creencias como el "Sistema de Misterios".

Después de la muerte de Sócrates, Platón se fue a Egipto, donde estudió durante un período de 13 años. Su mentor fue Sechnuphis (o Snefuru), un erudito y filósofo sacerdote de Anu (Heliópolis). Estrabón, el historiador griego que viajó más tarde por Egipto, afirma que su "guía egipcio le mostró dónde había vivido Platón, así fue como Platón aprendió la fábula de Thoth (Djuhuti-dios africano de la sabiduría y el texto sagrado) y Amón, que escribió en Fedros ".

* Pitágoras (5582-500BC). Oriundo de Samos, nació alrededor del 572 a. C. Como sus contemporáneos, viajó en su juventud a Egipto, donde estudió durante casi 15 años. Viajó a Egipto con fines educativos y aprovechó la amistad entre sus seguidores griegos Polícrates y el faraón Amasis. Polícrates le dio a Pitágoras una carta de presentación al faraón Amasis. Realizó estudios en astronomía, geometría y teología bajo la tutela de sacerdotes egipcios.

Sin embargo, más de 1.000 años antes que él, los africanos (antiguos egipcios) habían calculado correctamente las áreas de rectángulos, triángulos, isósceles, trapecios y también se habían obtenido con precisión el área de un círculo. Iamblichus, un colega filósofo griego registrado en La vida de Pitágoras: "Tales haciendo hincapié en su avanzada edad y las enfermedades del cuerpo, aconsejó (Pitágoras) ir a Egipto para ponerse en contacto con los sacerdotes de Menfis (Menefa). Tales confesó que la instrucción de estos sacerdotes era la fuente de su propia reputación de sabiduría, mientras que ni sus propios dotes ni logros igualaban a los que eran evidentes en Pitágoras. Tales insistió en que, en vista de todo esto, él (Pitágoras) debería estudiar con aquellos sacerdotes, estaba seguro de convertirse en el más sabio y divino ".

El Teorema de Pitágoras es un teorema que establece que el cuadrado del hipotenso de un triángulo rectángulo es igual a la suma de los cuadrados de los otros dos lados. Pitágoras viajó a África y sus maestros africanos (sumos sacerdotes) le enseñaron geometría y se le mostró la prueba del teorema del cuadrado en la hipotenusa de un triángulo rectángulo. Los africanos habían estado utilizando este principio durante más de 1.000 años antes de que Pitágoras pusiera un pie en el continente. No descubrió esta prueba y, por lo tanto, es engañoso nombrar el teorema en su honor (Herodotus Bk III, Diogenes BK VII).

* Aristóteles (385-322BC). Alumno de Platón, Aristóteles nació en Tracia (ahora principalmente Bulgaria) y se unió a la Academia de Platón a la edad de 18 años. Después de la muerte de Platón, Aristóteles dejó Atenas y luego fue invitado por Filipo de Macedonia para ser tutor de su hijo Alejandro (quien se convirtió en Alejandro Magno). Años más tarde, Aristóteles regresó a Atenas para fundar una escuela rival, el Liceo, donde sentó las bases de diversas ciencias, incluidas la biología y la zoología.

Las obras de Aristóteles incluyen Metafísica y Ética. Sus principales trabajos son Analítica previa (en la que describió las reglas de la lógica), Física, Historia animal, Retórica, Poética, Metafísica, Ética a Nicómaco y Política.Considerado por los eruditos occidentales modernos como el filósofo más influyente de todas las edades y el fundador de la ciencia moderna, se supone que pasó más de 20 años como alumno de Platón.

Acompañó a Alejandro el Grande cuando invadió y conquistó Egipto. Se le atribuye haber escrito 1.000 libros sobre diferentes temas, una absoluta imposibilidad para cualquier individuo en su vida.

* El motor inamovible (proton kinoun akineton): esta doctrina, como muchas otras de las que se apropiaron los griegos, ha sido atribuida a Aristóteles donde prueba la existencia de Dios. Pero según el escritor afroamericano, George GM James en su libro Stolen Legacy, el "Mover inamovible" es la confianza esencial del texto sagrado africano registrado Mover "es la confianza esencial del texto africano sagrado registrado en" The Memphite Theology "miles de años antes de que naciera Aristóteles.

Es la primera historia de la creación registrada en el mundo, ahora conservada en el Museo Británico. Durante la región del faraón Shabaka, el rey de Nubia, ahora Sudán, ordenó que se registrara una copia de esta historia en una losa, conocida como la "Piedra Shabaka". Es de esta teología que Aristóteles derivó y plagió su concepto del "Motor Inmóvil".

La Teología de Menfita es una declaración autorizada africana que contiene la cosmología, la teología y la filosofía de los antiguos egipcios (más antigua que cualquier texto religioso en la historia de la humanidad) y debe formar la base de la filosofía africana clásica y enseñada en nuestras universidades, y no el copias al carbón de Grecia y otros lugares. Los logros de nuestros antepasados ​​para el avance de la humanidad deben ser reivindicados, ya que subraya cómo el mundo nos mide y nos valora.


¿Los antiguos griegos obtuvieron sus ideas de los africanos?

Está bien documentado que los pensadores griegos clásicos viajaron a lo que ahora llamamos Egipto para ampliar sus conocimientos. Cuando los eruditos griegos Tales, Hipócrates, Pitágoras, Sócrates, Platón y otros viajaron a Kemet, estudiaron en las universidades del templo. Waset y Ipet Isut. Aquí, los griegos fueron instalados en un amplio plan de estudios que abarcaba tanto lo esotérico como lo práctico.

Thales fue el primero en ir a Kemet. Fue presentado a la Sistema de misterio kemético - el conocimiento que formó la base de la comprensión del mundo de los kemitas, que se había desarrollado durante los últimos 4.500 años. Después de su regreso, Thales se hizo un nombre al predecir con precisión un eclipse solar y demostrar cómo medir la distancia de un barco en el mar. Animó a otros a que se dirigieran a Kemet para estudiar [fuente: Texas A & ampM].

En Kemet, Hipócrates, el "padre de la medicina", se enteró de la enfermedad gracias a las exploraciones anteriores de Imhotep, quien estableció la medicina diagnóstica 2.500 años antes. Este hombre del Renacimiento temprano, sacerdote, astrónomo y médico, fue descrito como "la primera figura de un médico que se destacó claramente en las brumas de la antigüedad" por el pionero de la medicina británica William Osler [fuente: Osler]. En Kemet, Pitágoras, el "padre de las matemáticas", aprendió cálculo y geometría de los sacerdotes keméticos basándose en un papiro milenario.

Nada de esto quiere decir que los griegos no tenían sus propias ideas. Por el contrario, los griegos parecían haberse formado sus propias interpretaciones de lo que aprendieron en Kemet. Los griegos tampoco negaron jamás el crédito que se les debía a los kemitas por su educación. "Egipto fue la cuna de las matemáticas", escribió Aristóteles [fuente: Van Sertima]. Pero se podría argumentar que los griegos también sentían que estaban destinados a construir sobre lo que habían aprendido de los kemitas.

La educación kemética estaba destinada a durar 40 años, aunque no se sabe de ningún pensador griego que haya superado todo el proceso. Se cree que Pitágoras fue el que llegó más lejos, después de haber estudiado en Kemet durante 23 años [fuente: Person-Lynn]. Los griegos parecen haber dado su propio giro al conocimiento que habían aprendido.

La educación de Platón puede haberlo expresado mejor: el Sistema de Misterio Kemético se basó en una amplia gama de conocimientos humanos. Abarcaba matemáticas, escritura, ciencias físicas, religión y lo sobrenatural, requiriendo que los tutores fueran tanto sacerdotes como eruditos. Quizás el aspecto del sistema que mejor representa esta fusión de religión y ciencia es Ma'at.

Maat (/ mi 'yat /) era una diosa que encarnaba el concepto del orden racional en el universo. "Esta idea de que el universo es racional ... pasó de los egipcios a los griegos", escribe el historiador Richard Hooker [fuente: Hooker]. El nombre de los griegos para este concepto era logotipos

En su "República", Platón describe una dicotomía entre un yo superior y un yo inferior. El yo superior (la razón) persigue el conocimiento, la razón y la disciplina. El yo inferior, el más prominente de los dos, es básico, preocupado por aspectos más crudos como el sexo, la adicción y otras actividades egoístas. En última instancia, la razón debe vencer a la emoción para que una vida valga la pena. Así nació el énfasis de la razón sobre todo lo demás. Y los conceptos de espiritualidad y razón comenzaron a divergir.

Es la supervivencia de la interpretación griega de Ma'at sobre los kemitas lo que puede explicar por qué los escolares aprenden que los griegos proporcionaron la base de nuestro mundo moderno.

Lea sobre algunas otras ideas sobre por qué los kemitas han sido desterrados a la antigüedad en la página siguiente.


Los principios de la esclavitud en la antigua Grecia

La esclavitud en la antigua Grecia estaba muy extendida. Nadie pensó que la esclavitud era inhumana y cruel, era una práctica aceptada. (Imagen: Anastasios71 / Shutterstock)

La esclavitud se presentó en diferentes formas y niveles. El esclavo ideal era una criatura inhumana sin personalidad cívica ni siquiera biológica y era tratado como una propiedad. Pero este tipo de esclavo no existía ya que nadie encajaría en estas clasificaciones. Sin embargo, había diferentes niveles de esclavitud, una especie de jerarquía o espectro, en el que se dividían los esclavos, que se basaba en sus cualidades y condiciones. La esclavitud no era una situación de una u otra, en la que eras libre o un esclavo, era un continuo.

¿Cómo se veía la esclavitud en la antigua Grecia?

Hay relatos muy limitados de la esclavitud desde el punto de vista de los esclavos para describir cómo se sentían acerca de ser esclavos. Pero sí sabemos cómo pasaron sus días como esclavos. Independientemente, tenemos un amplio conocimiento de cómo se sentían y pensaban los dueños de esclavos. Tener esclavos era un fenómeno universalmente aceptado por los griegos, y crecieron con sus esclavos formando una especie de amistad con ellos. Era una práctica muy normal, y nadie lo consideraba un acto cruel que había que abolir. Si alguien sintiera inconscientemente que la esclavitud era inhumana, en lugar de cuestionar su corrección, trataría de tratar a los esclavos con humanidad y amabilidad. Incluso si leemos en algunas obras de la literatura como la de Crates, una visión de un futuro tecnológicamente avanzado que nadie necesita para trabajar, no es un argumento para poner fin a la esclavitud. Incluso los más grandes pensadores no podían imaginar un mundo libre de esclavitud, ya que era un fenómeno tan establecido entretejido en el patrimonio cultural de la nación.

Aristóteles, el gran filósofo griego pensaba que los esclavos eran una propiedad, una pieza que podía respirar. (Imagen: Glyptothek / CC BY-SA 3.0 / Dominio público)

En Política Aristóteles clasifica a los esclavos en dos grupos: esclavos por naturaleza y esclavos por ley. Como sugieren sus nombres, los miembros del primer grupo nacieron en cautiverio mientras que el segundo fue capturado o adquirido como resultado de guerras o piratería. Por lo demás, eran seres humanos libres esclavizados como resultado de una coincidencia.

Aristóteles creía que los esclavos natos pertenecían a una raza humana inferior debido a sus cuerpos deformados. Lo que Aristóteles se perdió fue que los esclavos no fueron esclavizados por sus cuerpos deformados muy al contrario, tenían cuerpos deformados porque eran esclavos y se vieron obligados a realizar un trabajo físico agotador.

El los llamo ktêma empsuchon, una propiedad que respira. Uno pensaría que se espera que una mente brillante como Aristóteles tenga una visión más humana de la esclavitud, pero era la mentalidad colectiva en esa época, y nadie podía pensar de otra manera.

Esta es una transcripción de la serie de videos. El otro lado de la historia: la vida cotidiana en el mundo antiguo. Míralo ahora, en Wondrium.

El número de esclavos en Grecia

Claramente, no existe un registro formal del número de esclavos en la antigua Grecia, pero el historiador Paul Catledge ha estimado el número de esclavos. Comparando datos de sociedades esclavistas modernas como Brasil, el Caribe y el Sur de Antebellum, espera que el número sea de entre 80.000 y 100.000. Con una población total de 250000 entre 450 y 320 a.C., esto significa que aproximadamente una de cada cuatro personas en Atenas eran esclavas.

Moses Finley fue el primer historiador que investigó la historia de la esclavitud en la antigua Grecia. Avergonzados por las explotaciones históricas en su país, los historiadores griegos no estudiaron el tema. Simplemente decían que cualquier persona que fuera libre y pudiera permitirse el lujo de tener esclavos, tendría un esclavo que lo acompañara a donde fuera, y una esclava para las tareas del hogar. El número de esclavos que poseía una persona aumentó en función de la riqueza de esa persona. Básicamente, tener un automóvil es el equivalente moderno a tener un esclavo.

Los esclavos en la antigua Grecia no tenían identidad propia. Fueron torturados y golpeados, obligados a vivir a merced de sus amos. (Imagen: Museo del Louvre / CC BY 3.0 / Dominio público)

Los esclavos en la antigua Grecia no tenían derechos humanos ni civiles. Fueron torturados por diferentes razones, su dueño podía golpearlos cuando quisiera cuando su testimonio era necesario para una demanda, fueron torturados para confesar su propia culpabilidad o incriminar a otra persona. Incluso fueron obligados a tener relaciones sexuales sin consentimiento. Eran solo propiedades como una mesa o una silla. La única diferencia era que eran seres vivos.

Preguntas frecuentes sobre los principios de la esclavitud en la antigua Grecia

Los esclavos en la antigua Grecia eran tratados como bienes. Para Aristóteles eran & # 8216 una propiedad que respira & # 8217. Gozaban de diferentes grados de libertad y eran tratados con bondad o crueldad según la personalidad del propietario.

Los esclavos atenienses pertenecían a dos grupos. O nacieron en familias de esclavos o fueron esclavizados después de ser capturados en guerras.

La gente se convirtió en esclava en la antigua Grecia después de ser capturada en guerras. Luego fueron vendidos a sus dueños. Otros esclavos, por naturaleza, nacieron en familias de esclavos.


Creación del negro

El nombre al que respondes determina la cantidad de tu autoestima. De manera similar, la forma en que un grupo de personas responde colectivamente a un nombre puede tener efectos devastadores en sus vidas, especialmente si no eligieron el nombre.
Los asiáticos provienen de Asia y se enorgullecen de la raza asiática. Los europeos provienen de Europa y están orgullosos de los logros europeos. Los negros, supongo, proceden de la tierra negra, un país mítico con un pasado incierto y un futuro aún más incierto. Dado que la tierra negra es un mito, ¿dónde se originó el mito del negro? La clave para comprender qué es un negro es comprender la definición de esa palabra y su origen.

La palabra negro significa negro en español. El idioma español proviene del latín, que tiene su origen en el griego clásico. La palabra negro, en griego, se deriva de la raíz de la palabra necro, que significa muerto. Lo que alguna vez se denominó condición física ahora se considera un estado mental apropiado para millones de africanos.

Históricamente, cuando los griegos viajaron por primera vez a África hace 2.500 años, la civilización egipcia ya era antigua. La Gran Pirámide tenía más de 3000 años y la esfinge era aún más antigua. La escritura, la ciencia, la medicina y la religión ya formaban parte de la civilización y habían alcanzado su cenit. Los griegos llegaron a África como estudiantes para sentarse a los pies de los maestros y descubrir lo que los africanos ya sabían. En cualquier relación alumno / maestro, el maestro solo puede enseñar lo que el alumno es capaz de comprender.

Los egipcios, como otros africanos, entendieron que la vida existía más allá de la tumba. El culto ancestral es una forma de reconocer la vida de las personas que te han precedido y su capacidad para ofrecer orientación y dirección a los vivos. Los templos se diseñaron como lugares donde se podía honrar a los antepasados ​​y los días festivos (Días Santos) donde se podía honrar a los antepasados, y los días festivos (Días Santos) eran los días designados para hacerlo.

Los egipcios tenían cientos de templos y cientos de Días Santos para adorar a sus antepasados. Los griegos pensaban que los africanos estaban preocupados por la muerte. El acto de culto ancestral se conoció como nigromancia o comunicación con los muertos. La raíz de la palabra necro significa muerto. Otra palabra para nigromancia es magia, esa vieja magia negra que se practicaba en la antigua África. Cuando los griegos regresaron a Europa, se llevaron sus creencias distorsionadas y la palabra negro surgió de este gran malentendido.

Menos de 300 años después de que los primeros griegos llegaran a Egipto como estudiantes, sus descendientes regresaron como conquistadores. Destruyeron las ciudades, templos y bibliotecas de los egipcios y reclamaron el conocimiento africano como propio.

No solo se robó el legado africano, sino que pronto siguió el robo al por mayor de africanos. Con el nacimiento de la trata de esclavos, se hizo necesario deshumanizar a los africanos y devaluar su valor histórico como pueblo para asegurar su valor como esclavos.

Así que ahí lo tienen, el negro, una raza de personas muertas con una historia muerta y sin esperanza de resurrección mientras permanecieran ignorantes de su pasado. Esta fue una muerte triple: la muerte de la mente, el cuerpo y el espíritu del pueblo africano.

Estaba estrictamente prohibido que los esclavos negros aprendieran a leer y escribir. Tal conocimiento fue la clave para la liberación y se colocó firmemente fuera de su alcance. Sin embargo, a medida que los negros se educaron, buscaron redefinirse a sí mismos.

La evolución de la palabra negro de color a negro y africano representa una progresión de la autoconciencia. Como pueblo libre, tenemos la responsabilidad de educarnos y redescubrir nuestras Identidades. El conocimiento de uno mismo es la clave para abrir la puerta al futuro.


Ver el vídeo: Cuál era la opinión de Celso Piña sobre el gobierno actual? (Noviembre 2021).