Podcasts de historia

Federica Montseny

Federica Montseny

Federica Montseny nació en Madrid, España, el 12 de febrero de 1905. Sus padres fueron los coeditores de la revista anarquista La Revista Blanca (1898-1905). En 1912, la familia regresó a Cataluña y cultivó tierras en las afueras de Barcelona. Posteriormente fundaron una empresa que se especializó en la publicación de literatura libertaria.

Montseny se unió al sindicato anarquista Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Además de trabajar en el negocio editorial familiar, contribuyó con artículos para revistas anarquistas como Solidaridad Obrera, Tierra y Libertad y Nueva Senda. En sus escritos, el Montseny pidió la emancipación de la mujer en España.

En 1921 Miguel Primo de Rivera prohibió la CNT. Pasó a ser una organización clandestina y en 1927 el Montseny se incorporó a la Federación Anarquista Ibérica (FAI).

El Comité de Milicias Antifascistas se constituyó en Barcelona el 24 de julio de 1936. El comité envió inmediatamente a Buenaventura Durruti y 3.000 anarquistas a Aragón en un intento de tomar la ciudad nacionalista de Zaragoza. Al mismo tiempo, el Montseny estableció otra milicia anarquista, Tierra y Libertad.

En las primeras semanas de la Guerra Civil española se estima que 100.000 hombres se unieron a las milicias anarco-sindicalistas. Los anarquistas también establecieron la Columna de Hierro, muchos de cuyos 3.000 miembros eran ex prisioneros. En Guadalajara, Cipriano Mera, líder de los trabajadores de la construcción de la CNT en Madrid, formó la Columna del Rosal.

En noviembre de 1936 Francisco Largo Caballero nombró al Montseny como ministro de Sanidad. Al hacerlo, se convirtió en la primera mujer en la historia de España en ser ministra de gabinete. Durante los meses siguientes, Montseny logró una serie de reformas que incluyeron la introducción de la educación sexual, la planificación familiar y la legalización del aborto.

Durante la Guerra Civil Española, la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), la Federación Anarquista Ibérica (FAI) y el Partido de los Trabajadores (POUM) jugaron un papel importante en el funcionamiento de Barcelona. Esto los puso en conflicto con otros grupos de izquierda en la ciudad como la Unión General de Trabajadores (UGT), el Partido Socialista Catalán (PSUC) y el Partido Comunista (PCE).

El 3 de mayo de 1937, Rodríguez Salas, jefe de policía, ordenó a la Guardia Civil y a la Guardia de Asalto hacerse cargo de la Central Telefónica, que había sido operada por la CNT desde el inicio de la Guerra Civil española. Los miembros de la CNT en la Central Telefónica estaban armados y se negaron a ceder el edificio. Integrantes de la CNT, FAI y POUM se convencieron de que este era el comienzo de un ataque contra ellos por parte de UGT, PSUC y PCE y que se levantaron barricadas nocturnas por toda la ciudad.

La lucha estalló el 4 de mayo. Más tarde, ese mismo día, los ministros anarquistas Federica Montseny y Juan García Oliver llegaron a Barcelona e intentaron negociar un alto el fuego. Cuando esto resultó infructuoso, Juan Negrín, Vicente Uribe y Jesús Hernández llamaron a Francisco Largo Caballero a utilizar tropas del gobierno para tomar la ciudad. Largo Caballero también fue presionado por Luis Companys, el líder del PSUC, para que no tomara esta acción, por temor a que esto atentara contra la autonomía catalana.

El 6 de mayo, escuadrones de la muerte asesinaron a varios anarquistas destacados en sus hogares. Al día siguiente llegaron más de 6.000 guardias de asalto de Valencia y gradualmente tomaron el control de Barcelona. Se estima que unas 400 personas murieron durante lo que se conoció como los disturbios de mayo.

Estos hechos en Barcelona dañaron gravemente al gobierno del Frente Popular. Los miembros comunistas del gabinete fueron muy críticos con la forma en que Francisco Largo Caballero manejó los disturbios de mayo. El presidente Manuel Azaña estuvo de acuerdo y el 17 de mayo pidió a Juan Negrín que formara un nuevo gobierno. El Montseny, junto con otros ministros anarquistas, Juan García Oliver, Juan López y Juan Peiró dimitieron ahora del gobierno.

El gobierno de Negrin intentó ahora poner a las Brigadas Anarquistas bajo el control del Ejército Republicano. Al principio, los anarcosindicalistas resistieron e intentaron mantener la hegemonía sobre sus unidades. Esto resultó imposible cuando el gobierno tomó la decisión de pagar y suministrar únicamente a las milicias que se sometían a un mando y una estructura unificados.

Negrin también comenzó a nombrar miembros del Partido Comunista (PCE) para importantes puestos militares y civiles. Esto incluyó a Marcelino Fernández, un comunista, al frente de Carabineros. A los comunistas también se les dio el control de la propaganda, las finanzas y los asuntos exteriores. El socialista Luis Araquistain describió al gobierno de Negrin como "el más cínico y despótico de la historia de España".

Al final de la Guerra Civil española, el Montseny huyó a Francia. Ahora dirigió la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) en el exilio hasta su arresto en 1942. Fue encarcelada en Perigueux y Limoges durante la Segunda Guerra Mundial y no fue liberada hasta la liberación de Francia en 1944.

Montseny se trasladó a Toulouse donde publicó el periódico anarquista L'Espoir. A diferencia de la mayoría de los exiliados, decidió no regresar a casa después de la muerte del general Francisco Franco y la reintroducción de la democracia en España.

Federica Montseny murió en 1994.

La prostitución presenta un problema moral, económico y social que no puede resolverse jurídicamente. La prostitución llegará a su fin cuando se liberalicen las relaciones sexuales; cuando se transforma la moral cristiana y burguesa; cuando las mujeres tienen profesiones y oportunidades sociales para asegurar su sustento y el de sus hijos; cuando la sociedad se configura de tal manera que nadie quede excluido; cuando la sociedad pueda organizarse para asegurar la vida y los derechos de todos los seres humanos.

Hemos confirmado algo que sólo sabíamos en teoría, a saber, que la revolución, en la que operan imperiosamente fuerzas incontrolables e incontrolables, es ciega y destructiva, grandiosa y cruel. Cuánto naufraga en el fragor de la lucha y en la furia ciega de la tormenta. Los hombres son como siempre los hemos conocido, ni mejores ni peores del corazón de los pícaros brota una honestidad latente, de las profundidades de los hombres honestos surge un apetito brutal, una sed de exterminio, un deseo de sangre.


Primeros años

Federica Montseny Mañé nació el 12 de febrero de 1905 en Madrid, España. Montseny era, según sus propias palabras, el hija de una familia de viejos anarquistas su padre era el escritor y propagandista antiautoritario Juan Montseny Carret (alias Federico Urales) y su madre, Teresa Mañé Miravet (alias Soledad Gustavo), era ella misma una activista anarquista. Sus padres eran los coeditores de la revista anarquistas, La Revista Blanca (1898-1905). En 1912 sus padres regresaron a su Cataluña natal y posteriormente fundaron una editorial especializada en literatura libertaria.

Montseny se unió al sindicato anarquista CNT (Confederación Nacional del Trabajo) y escribió para revistas anarquistas como Solidaridad Obrera, Tierra y Libertad y Nueva Senda. En 1927 Montseny se incorporó a la Federación Anarquista Ibérica (FAI).

Con Josep Esgleas Jaume (alias Germinal Esgleas) tuvo tres hijos: Vida (1933), Germinal (1938) y Blanca (1942).


Federica Montseny - Historia

Durante la investigación de mi tesis, pasé mucho tiempo buscando varios, bastante oscuros novelas escrito a lo largo de la década de 1920 por la anarco-feminista española Federica Montseny. De alguna manera encontré el sitio web del Instituto Internacional de Historia Social, ubicado en Ámsterdam. El Instituto tiene una impresionante colección de archivos, que incluye libros y publicaciones periódicas, documentación y materiales audiovisuales & # 8220 con un énfasis temático en los movimientos sociales y emancipatorios & # 8221 Consulte las colecciones a través del catálogo del IISH. O vaya directamente a sus & # 8220highlights, & # 8221 que incluyen exposiciones virtuales, recursos de historia laboral y & # 8220 el artículo del día & # 8221.

Mi investigación se centra en los movimientos y estrategias de reforma social y resistencia de las mujeres en la España de los años 20, y el IISH alberga colecciones de dos de las revistas anarquistas más influyentes publicadas en Barcelona durante este tiempo: La novela libre y La novela ideal. Federica Montseny fue una de las pocas escritoras que contribuyó con frecuencia a estas publicaciones. En su autobiografía, Montseny confirma que lo aparentemente frívolo, folletín -Las narrativas escocesas que aparecían en estas revistas eran de hecho poderosos vehículos ideológicos dirigidos a la juventud española, y en particular a las mujeres. Los temas no eran ni tradicionales ni intransigentes, y contaban con elementos de propaganda libertaria, sentimientos anticlericales, defensa del amor libre y énfasis en las reformas sociales. Aquí tienes una muestra de algunos títulos en español de esta serie que me llamaron la atención. Qué & # 8217s no intrigante sobre las prostitutas, los deseos desesperados de huir y, por supuesto, el instinto maternal constante y todopoderoso de las mujeres?

Tres prostitutas decentes . de Mariano Gallardo
Barcelona: La Revista Blanca, n.d.

Ansias de volar . de Ángela Graupera.
Barcelona: La Revista Blanca, s.a. & # 8211 63 p.
La novela libre 40

La infinita sed. de Federica Montseny.
Barcelona: La Revista Blanca, s.a. & # 8211 32 p. La novela ideal 181

Numerosos autores escribieron cortos de ficción novelas para estas revistas, y muchas eran hombres, Montseny no solo era una de un pequeño grupo de autoras, sino también una de las colaboradoras más prolíficas. Para los objetivos de mi proyecto de libro, me concentro en dos cortos del Montseny & # 8217 novelas & # 8220Maternidad & # 8221 (1925) y & # 8220 El derecho al hijo & # 8221 (1928), como parte de un esfuerzo más amplio para posicionar su comprensión anarco-feminista de la maternidad dentro del contexto más amplio de la actividad feminista de primera ola en España. Bastante revolucionarios para su época, estos textos revelan una concepción compleja, a menudo filosófica, de la maternidad como una forma de arte femenina, un derecho individual y una poderosa fuerza vital que asegura el futuro tanto de la nación como de la humanidad.

En cualquier caso, con el alcance de mi investigación actual y mis responsabilidades docentes, lamentablemente no tengo el tiempo ni los recursos para obtener y leer Tres prostitutas decentes. ¡Gorrón! Tendré que ponerlo en mi lista de futuras lecturas académicas. Mientras tanto, si algún lector tiene la suerte de tener una copia electrónica de este texto aleatorio, ¡no dude en ponerse en contacto conmigo y compartir la riqueza!

¿Qué textos o archivos fascinantes ha encontrado recientemente que descarrilaron o redirigieron temporalmente su investigación?


Siete de las mujeres más importantes de la historia de España

Mientras la España machista vota en un Magnífico Siete de españoles influyentes, cada uno de ellos varones, Nina Chausow pregunta: ¿dónde están todas las mujeres?

Es una vieja broma que España es el hogar del macho ibérico.

Pero después de que se publicara esta semana una encuesta en línea para seleccionar "Siete españoles que cambiaron el mundo en la historia reciente", parece que el feo rumor puede ser cierto.

Solo había un problema con la lista, votada por 21.000 españoles. No había ni una sola mujer en él.

Para rectificar este atroz descuido de la mitad de la población, The Olive Press ha creado su propio papel llamado de honor & # 8211 siete señoras españolas sensacionales que merecen una lista propia.

Estas mujeres no solo han tenido un éxito sobresaliente en sus campos, sino que primero tuvieron que romper todas las barreras sexistas y la mentalidad machista, que aparentemente todavía existe hasta cierto punto en España, para ganarse su lugar en el escenario internacional.

Clara Campoamor Rodríguez

Clara Campoamor Rodríguez, la única mujer preseleccionada durante la encuesta reciente fue una Emily Pankhurst de su época. Nacida en Madrid en 1888, fue la principal defensora de los derechos de la mujer y el sufragio durante la creación de la Constitución española en 1931. Tras licenciarse en Derecho por la Universidad de Madrid, fue elegida miembro de la Asamblea Constituyente de 1931, a pesar de que las mujeres no podían votar en ese momento. Se le atribuye haber insistido en la cláusula de la constitución que garantiza la igualdad de género en la actualidad.

Federica Montseny fue una combinación única de revolucionaria y dedicada reformadora social que se convirtió en la primera mujer ministra de Gabinete en España. Nacida en Madrid en 1905 de padres anarquistas, trabajó para varias revistas antisistema antes de ser nombrada ministra de Sanidad en 1936, una mujer solitaria en el entonces mundo masculino de la política española. Como ministra, mejoró las condiciones del orfanato, creó escuelas para la rehabilitación de prostitutas e intentó regular el aborto de manera segura.

Carmen amaya fue responsable de obtener el reconocimiento mundial de una de las tradiciones más queridas de España: el flamenco # 8211. Nacida en el barrio pobre de Somorrostro en Barcelona en 1913, a los cinco años comenzó a acompañar a su padre guitarrista en tablaos flamencos para poner comida en la mesa. Descubierta por el crítico Sebastian Gasch, la describió como la encarnación del "alma pura". Huyendo de la guerra, su posterior gira por América Latina y Estados Unidos fue una sensación, la llevó a la portada de la revista Life y la llevó a conocer al presidente Roosevelt.

Carmen amaya

Pianista Alicia de Larrocha inmortalizó las obras de grandes compositores españoles a través de sus hábiles y extraordinariamente largos dedos. Nacida en Barcelona en 1923, fue una de las intérpretes más reconocidas de los compositores españoles de su tiempo & # 8211 Isaac Albeniz, Francisco Granados y Federico Mompou, por nombrar algunos. A los cinco años debutó en solitario en la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. Fue la primera artista española en recibir el Premio UNESCO en 1995.

Margarita Salas continúa forjando su asombroso camino a través del campo de la bioquímica. Nacida en 1938 en Asturias, se licenció y se doctoró en Química por la Universidad Complutense de Madrid en 1963. Cuatro años después, viajó a América para trabajar con el reconocido científico español Severo Ochoa. Posee la patente sobre la síntesis de ADN del bacteriófago phi29, que tiene consecuencias de largo alcance en biotecnología y medicina. En 2008 recibió el título nobiliario de Marquesa de Canero (su ciudad natal), del rey Juan Carlos I.

Rosalia Mera GoyenecheaLa increíble trayectoria desde sus humildes comienzos hasta un éxito explosivo rivaliza con las mejores historias de pobreza a riqueza. Nacida en A Coruña en 1944, dejó el colegio a los 11 años para convertirse en costurera pero murió como la mujer más rica de España y la emprendedora más rica del mundo. Lo que sucedió en el medio fue Zara, que ahora es parte de Inditex, la corporación multimillonaria de ella y su esposo, conocida por sus técnicas únicas de producción y marketing. Un reconocido filántropo, Goyenechea lanzó la Fundación Paideia Galiza para ayudar a los grupos marginados y luchó contra las leyes antiaborto.

Rosa Montero abrió un camino completamente nuevo para las mujeres periodistas que trabajan en España. Nacida en 1951 en Madrid, padeció tuberculosis de niña, cuando desarrolló su pasión por la lectura y la escritura. Comenzó a trabajar para el periódico nacional español, El País, en 1976, y fue la primera mujer en recibir el prestigioso premio Manuel del Arco dos años después por sus entrevistas en la edición dominical. Posteriormente fue galardonada con un Lifetime Achievement Award de la Asociación de la Prensa de Madrid, un Spring Novel Prize y dos premios Que Leer.


Harriet Tubman: una mujer que luchó por la libertad y la primera mujer en liderar un asalto de combate

"Cada gran sueño comienza con un soñador. Recuerda siempre, tienes dentro de ti la fuerza, la paciencia y la pasión para alcanzar las estrellas para cambiar el mundo ”.

Harriet Tubman

Harriet Tubman nació y se crió en la costa este de Maryland como esclava. En el lugar donde creció, la gente a menudo descartaba la delgada línea entre la libertad y la esclavitud. No era raro que las familias de Maryland Eastern Shore incluyesen a miembros de la familia esclavizados y libres. John Tubman, quien era el esposo de Harriet, era un hombre negro libre que vivía su vida en paz. Sin embargo, no obtuvo la libertad hasta 1849 & # 8211 cuando huyó a Pensilvania.

El esposo de Harriet se negó a escapar con ella y se volvió a casar después de su partida. Durante la siguiente década de su huida, Harriet solía regresar a Maryland, pero era solo para rescatar a personas cautivas para la esclavitud. Así es como se ganó el apodo de “Moisés” porque no dejaba ni un solo pasajero en ninguno de sus viajes. El trabajo que hizo no fue fácil. Había miedo de que la atraparan. Ella arriesgó su vida para rescatar a los inocentes, y en el año 1850, los esclavistas pusieron una recompensa por quien la atrapara. Se impusieron severos castigos a las personas que la ayudaron a escapar de alguna manera.

A pesar de todo eso, Harriet Tubman luchó por el derecho a la libertad e hizo lo correcto. No temía a los malhechores ni a que alguien la persiguiera. Luchó por la justicia y ahora es una fuente de inspiración para todas aquellas mujeres que están amenazadas por decir la verdad. Si ella puede hacerlo, viviendo en una era sin derechos para las minorías, ¿por qué tú no puedes?


Los antagonistas: rivalidad en el arte

Los desarrollos más significativos en la historia del arte a menudo son el resultado de la feroz competencia entre genios maestros. En esta serie, descubrimos las fructíferas rivalidades entre artistas de renombre como Leonardo Da Vinci versus Michelangelo, Vincent Van Gogh versus Paul Gauguin y Emil Nolde versus Max Liebermann, Caravaggio versus Giovanni Baglione y Joseph Turner versus John Constable. El 500 aniversario de la muerte de Leonardo da Vinci se celebrará en 2019.

Todo un tramo del Renacimiento florentino revisado por el prisma de la rivalidad artística que opuso a Leonardo da Vinci a Miguel Ángel en el siglo XVI.

En 1888, Van Gogh y Gauguin están listos para crear un grupo de artistas que formarán una nueva escuela de artes, pero los dos hombres siguen discutiendo y luego se separan.

Liebermann contra Nolde
En Berlín en 1911, Max Liebermann (1847-1935), naturalista convertido al impresionismo, se opone a Emil Nolde, que quiere colores y pinceles libres.

Caravaggio vs Baglione
En Roma, en 1603, Caravaggio y Giovanni Baglione se enfrentaron en la corte, después de haberse desafiado artísticamente: un episodio que ilustra la atmósfera pendenciera de la época.

Turner contra Constable
Los pintores contemporáneos William Turner y John Constable, los dos más grandes paisajistas ingleses del período romántico, han revolucionado la mirada a la naturaleza.


Federica Montseny - Historia

Andrew H. Lee, Universidad de Nueva York

Este artículo se centra en Federica Montseny Ma & ntildee (1905 & ndash1994) para examinar la historia cultural del anarquismo español. El joven Montseny escribió varios cientos de artículos y obras de ficción, todos publicados por La Revista Blanca (1923 y ndash1936). La cultura anarquista es un caso atípico en la mayoría de los estudios históricos, más que un participante en el proceso de construcción de las ideologías y mitos que forman las `` comunidades imaginadas ''. Yo evalúo el anarquismo en sus propios términos y a través de sus propias fuentes, en lugar de verlo como un mítico primitivo. , o ideología fallida. Examinar la contribución del Montseny y los rsquos a la cultura anarquista antes de la Guerra Civil española ilumina la participación del anarquismo y los rsquos españoles en una red anarquista global.

La escritura de Montseny & rsquos llegó a una audiencia en Europa y América. La victoria y El hijo de Clara, sus dos primeras novelas, estuvieron en el centro de un animado debate transatlántico. Me centro en estas y en las novelas de Montseny & rsquos para examinar su uso de ejemplos de ficción para elaborar y teorizar su hombre y mujer ideales mientras hace sus propias intervenciones anarquistas en los debates españoles sobre la nueva mujer, la paternidad y los roles de género.

Examino las formas en que el género converge con la ciencia en la ficción del Montseny y rsquos y

periodismo y mutuamente constituyen componentes clave de su anarquismo. También examino cómo las concepciones de género de la humanidad, basadas en la comprensión contemporánea de la ciencia, llevaron a su concepción de un maternalismo alternativo. Montseny compartió la convicción de sus contemporáneos de que la maternidad era el pináculo de la vida de una mujer, pero su madre ideal estaba en la esfera pública.


L'any 1936, Frederica Montseny es va convertir en la primera dona que exercia un càrrec de ministra a l'Estat espanyol i a tota Europa quan va assumir la cartera del Ministeri de Sanitat i Assistència Social del Govern de la Segona República Espanyola. La decisió, presa a contracor perquè no era partidària de les formes de poder, es va veure condicionada pel gran impacte social de l'anarcosindicalisme, per la necessitat d'aturar l'ascens del feixisme en el context bèl·lic de la Guerra del 36 i, sobretot, per les potencialitats que oferia el càrrec a l'hora de contrarestar l'avenç de les tropes del bàndol franquista després del cop d'Estat. [2]

No obstant, un cop va finalitzar la guerra, es va veure obligada a exiliar-se a l'Estat francès com a part del bàndol dels vençuts. En terra d'exili va ser detinguda per la Gestapo i sotmesa a un judici d'extradició que la duria a una mort segura si queia a mans de les autoritats franquistes. Si bé en el judici calia que es mostrés com una gran defensora de la Segona República Espanyola, es va negar a fer-ho i es va penedir de la decisió d'entrar al Govern. [2] Independentment de la seva postura davant del tribunal va aconseguir evitar l'extradició perquè estava embarassada de la seva tercera filla, Blanca. [3]

El repartiment d'intèrprets de la pel·lícula va ser: [4]

Interpretar Personaje
Màrcia Cisteró Frederica Montseny
Emilio Gutiérrez Caba Francisco Largo Caballero
Miquel Gelabert Federico Urales
Òscar Muñoz Esgleas germinales
Ivan Benet Joan García i Oliver
Pep Ambròs Marianet

Altres intèrprets de l'obra van ser: [5]

Interpretar Personaje
David Bagés Joan Peiró
Fran Nortes Juan López
Candela Moreno Mercedes maestre
Vicente Genovés Manuel Azaña
Jaime Linares Juan Negrín
Sergi Torrecilla Jesús Hernández
Òscar Intente Lluís Companys
Rolando Raimjanov Marcel Rosenberg
Òscar Bosch Vladímir Antónov-Ovséienko
Timothy Cordukes comissari Taupin
Pau Vercher Anton Carlet
Isabel Rocatti Soledad Gustavo
Manu Valls José María Ruiz Robles

La pel·lícula es va començar a enregistrar l'octubre de 2020 i es va allargar durant diverses setmanes, [6] en les quals es va triar com a lloc de rodatge diversos indrets del País Valencià, com ara Sueca (la Ribera Baixa) , Sant Isidre de Benaixeve i València (l'Horta), i més concretament, edificis de renom com el Palau de la Generalitat Valenciana i el Palau consistorial de València. [7]

El cost de producció va oscil·lar els 1'2 millones d'euros i la direcció de l'obra va anar a càrrec de Laura Mañá. El llargmetratge va comptar amb els guions de Rafa Russo i Mireia Llinàs i va ser produïda per Distinto Films, en coproducció amb Televisió de Catalunya i Voramar Films. [6] També va rebre la participación d'À Punt Mèdia, el apoyo al programa de la Unió Europea Creative Europe Media, i la col·laboració de l'Institut Valencià de Cultura i l'Institut de la Dona i per a la Igualtat d'Oportunitats d'Espanya. [6]

El 8 de marzo de 2021, coincidint amb el Dia Internacional de les Dones, es va retransmetre simultàniament i en horarios de máxima audiencia, como canales À Punt del País Valencià, IB3 Televisió de les Illes Balears i TV3 de Catalunya. [8] D'aquesta forma es va convertir en la segona obra produïda i emesa simultàniament per les tres corporacions de televisió pública en català, després que el 2 d'octubre de 2020 es va fer exitosment amb La mort de Guillem. [8]

Audiència Modifica

L'estrena de la coproducció al canal de televisió pública catalana TV3 va tenir 376.000 espectadores y una cuota del 16,2%. Aquest resultat li va permetre liderar la franja horària i va acabar tenint una audiència acumulada de 913.000 espectadores. [9] Així mateix, el canal de televisión pública valenciana À Punt va a reunir 135.000 espectadores y una cuota de audiencia del 6,8%. [10] En el cas insular, el canal de televisión pública balear IB3 Televisió va obtenir un resultado de 9.000 espectadores y una cuota del 3,2%. [10]

Crítica Modifica

El critic Joan Burdeus, a la revista Núvol, va manifestar que tenia una «il·luminació diàfana, el pla contraplà amabilíssim, i una dicció teatral que faria plorar d'alegria a la meva professora de català». [11] También va a considerar que es tractava d '«un producto tan recontraclàssic, amb tan poques ínfules i d'una vocació pedagògica tan fàcil d'abraçar, que fins i tot em va semblar subversiva». [11]


Federica Montseny se disculpa.

¿Alguien puede señalarme el documento (¿libro en inglés?) Donde se disculpa por unirse al gobierno (comité de defensa general).

Um, ¿ella lo hizo? Siempre pensé que ella defendió eso hasta su muerte.

Oye, boul, tal vez me lo inventé, pero parece que recuerdo algo de hace años, cualquier camino donde voline cuando lo necesitas.

tal vez estás pensando en juan garcia oliver, o diego abad de santillan? No creo que haya oído hablar de que el Montseny se echa atrás.

aclamaciones débiles, nah, pasos equivocados dan una visión pragmática de garcia oliver o eso dice, & quot no quería & # 039; pero. "No he llegado a la primera de diego, estoy tratando de controlar a los individuos (jugadores importantes) de la FAI, muy misterioso, lo sé".

Me parece recordar algo, pero cuando vi la respuesta de las bolas, comencé a cuestionar mi memoria o tal vez fue un arte sarcástico.

en una entrevista en la televisión española en 1983 dijo que unirse al gobierno fue un error.

Saludos gato. Para un intelectual, eso no es un gran análisis.

García Oliver propuso, poco antes del 19 de julio ir a por el todo (yendo a por todo), pero la decisión fue otra, y con "responsabilidad militante" obedece.
También parece que disfrutó estando en el gobierno como ministro de Justicia.
Un chico extraño y fascinante y sus recuerdos & quot El eco de los pasos & quot (El eco de los pasos) son imperdibles. Aquí lo tienes en español:
http://www.memorialibertaria.org/IMG/pdf/2007-faxbook-002.pdf

La posición de Federica durante la guerra civil se denominó & quotcircunstancialismo & quot, y fue hegemónica en cnt. En el exilio se opuso a colaborar con (formar parte) del gobierno republicano español en el exilio. Creo que el video que sindicalistcat menciona se puede ver en christiebooks. Si es lo mismo que vi hace un tiempo, cuando le preguntan acerca de ser ministra, repite algo como: "Siempre la misma pregunta, yo" la he explicado muchas veces. las circunstancias, las circunstancias. & quot

Sí, lo vi también hace algún tiempo y lo interpreté exactamente de manera opuesta a sindicalista (si es que estamos hablando de lo mismo aquí): que ella culpaba a las circunstancias pero NO decía que unirse al gobierno estaba mal.

Creo que Blia se está refiriendo a algo diferente a lo que tenía en mente. En la entrevista televisiva de 1983, según una persona española que me lo mencionó, dijo que entrar en el gobierno de la Generalitat fue un error. Eso tuvo lugar el 26 de septiembre de 1936 y fue la brecha inicial que llevó a la CNT a unirse al gobierno nacional en noviembre.

Además, el comentario sobre García Oliver implica que la CNT votó para unirse al gobierno en julio de 1936 cuando la federación de Cataluña votó a favor de cooperar "temporalmente" con el comité de milicias antifascistas. pero eso es un error de dos maneras. En primer lugar, García Oliver siguió oponiéndose a la incorporación al gobierno durante agosto y septiembre, y la decisión de julio fue parte de una pendiente resbaladiza que llevó de la mera colaboración con los partidos del frente popular a la incorporación al gobierno.

pero la cuestión clave realmente fue no derrocar al gobierno. pero para hacer eso necesitaban un plan sobre con qué reemplazar al gobierno. simplemente criticarlos por unirse al gobierno sin considerar cuál hubiera sido la alternativa es inadecuado. En una carta citada en la biografía de Durruti de Abel Paz, García Oliver dice que "ir a la quiebra" era un eufemismo para referirse a los sindicatos que tomaron el poder.

Sí, García Oliver sostiene que desde el momento en que el cnt no va a la 'revolución total' y colabora con los partidos frentepopulares, la consecuencia lógica es el ingreso al gobierno.

Estoy buscando declaraciones de Federica en la web.
--------
Otros, por ejemplo José Peirats, argumentaron que era un camino entre las dos opciones.

Y (no apreciaba tanto a Federica) aquí, en 1977, dijo

Es decir, que sin extremismos, sin hacer de niño terrible, sin encerrarnos en una posición intransigente al cien por cien desde el punto de vista filosófico, la CNT, con la palanca económica en sus manos, con las colectividades, y con tantas cosas que tenía a su alrededor, habría podido haber hecho una oposición eficaz, mientras que del otro modo los contrarios consiguieron matar la oposición de la CNT y volver contra sí misma el arma confederal. En conclusión, la participación en el gobierno fue negativa desde todos los puntos de vista.

Federica ahora dice que las cosas no se podría haber hecho de otra manera. Esto significa que en una situación igual volvería a hacer lo mismo. Yo me pregunto: ¿cómo puede llamarse una persona anarquista cuando acepta no solamente que ha sido, sino que incluso puede llegar a ser otra vez ministra?

En negrita:
CNT con la palanca económica en sus manos. podría haber hecho una oposición efectiva. . La participación en el gobierno fue negativa desde todos los puntos de vista.
Federica dice ahora que las cosas no se podrían haber hecho de otra manera. Eso significa que en la misma situación volverá a hacer lo mismo.

----------------------
Probablemente ambos, Montseny y García Oliver, eran demasiado arrogantes para reconocer que se habían equivocado en 1936


& # 8216En defensa de Clara & # 8217: Contestación del cuerpo femenino en la prensa anarquista española

Cuando Federica Montseny, de veinte años, anunció su primera novela de larga duración, La Victoria, en la revista anarquista española de sus padres La Revista Blanca en 1925, difícilmente podría haber imaginado el drama que se desarrollaría a su paso. Ciertamente, La Victoria fue un libro deliberadamente provocativo. Sus tramas románticas desafiaron las expectativas, incluso para algunos estándares anarquistas, pero los acalorados debates sobre el libro llenaron las páginas de La Revista Blanca años después fue asombroso. Entonces, de que se trataba La Victoria que provocó tal efusión de admiración y vitriolo de los lectores? Su protagonista femenina políticamente tenaz, apasionadamente independiente y sin hijos: Clara.

El anarquismo era una iglesia amplia: el antiestatismo estaba sólidamente en su núcleo, pero las corrientes de pensamiento anarquista que se basaban en este principio, como el individualismo o el naturismo, eran más divisivas. Esto significó que las posturas personales de los anarquistas sobre las relaciones de género variaban considerablemente. Federica se había unido a sus padres como escritora habitual en La Revista Blanca, una revista anarquista centrada en la sociología, la ciencia y el arte, en 1923. A lo largo de la década de 1920, a menudo, aunque no exclusivamente, escribió artículos que discutían las experiencias de las mujeres a través de la lente del pensamiento anarquista. For instance, she endorsed life-long monogamous relationships, but spurned institutional marriage and advocated for collectivised public childcare. Incluso antes La Victoria, therefore, she had made this anarchist journal into a space where the female body was contested. [1] Letters to the editor were a particularly fertile space for this contestation. [2] Readers of the journal wrote in to comment on articles, not only to raise criticisms or point out inaccuracies, but sometimes to share how a particular text had moved them. This spectrum of responses was never more obvious than in the case of Federica Montseny’s character, Clara – especially considering that many of the letters discussing Clara published in La Revista Blanca were penned by women. Historians rightly note that sexism was a real problem in the anarchist movement however, this example of female political engagement through letter-writing presents a much-needed challenge to typical assumptions that anarchist women’s voices were uncommon, ignored, or confined to designated women’s organisations. [3]

In Federica Montseny’s own words, Clara represented ‘the antithesis of the archaic conception of women: submission. Submission to society, first submission to men, next submission to her instincts, after that. Clara is rebellion’. [4] Clara, well-read and politically conscious, defied societal expectations by championing her own autonomy instead of succumbing to pressure to settle down and conceive. Several female readers responded so strongly to her character that they felt compelled to write to La Revista Blanca to sing her praises. For instance, María Ferrer wrote that Clara ‘has revived, in the souls of many (though not all) women, the confidence in themselves that they never should have lost.’ [5] Joaquina Colomer wrote that ‘Clara appeared, noble and determined, to confront obstacles and fight with her own willpower, rising up to a height of great dignity and giving us an example of the idea of a woman.’ [6] These two letters were published in La Revista Blanca in 1925, in a section titled ‘In Defense of Clara’ they were the first of many. Not only was Clara a strong female protagonist, but she was also a tenacious anarchist who represented a beacon of hope for women like María and Joaquina, who were looking to find their purpose in the anarchist cause.

The need to ‘defend’ Clara stemmed from the unrelenting (usually male) criticism of her character presented in other letters to the editor. One of the most striking examples of such criticism was when a male reader, calling himself ‘A Rural Doctor’, wrote in to argue that Clara should not be elevated as a role model to women because her denial of male sexual advances and refusal to form a partnership ready to raise a family was in fact some sort of mental illness. He claimed, ‘Clara is not a tomboy, a being whose femininity is turned off, with a dormant sexuality. She represents a curious case of sexual perversion. Without wanting to, Montseny has depicted masterfully a masochist character… Viewed like this upon discovering her psychology, her amorous rejections lack any value.’ [7] Notwithstanding this comment’s reflection of contemporary mishandlings of mental illness, it also speaks to the quite conservative discourses around gender expression and sexuality that continued to circulate among anarchists – even those advocating ‘free love’. Federica Montseny responded to these directly in the periodical, opening the debate for continued discussion in print. She responded to the ‘Doctor’ not by challenging his ‘scientific’ diagnosis, but by re-framing it, retorting that humanity ‘is divided in two: normal people and abnormal people’, and whereas normal people never experience great passions or dreams, she deliberately – ‘with great pride and radiant happiness’ – depicted Clara as abnormal. [8] These debates around the fictional Clara’s love life continued for years – Montseny even wrote sequels to La Victoria which spurred further discussions.

Publishing letters from her fans and critics was, to some extent, a marketing strategy Montseny used to sell more copies of her book, but it had wider implications. Between 1923 and 1930, Spain was under the dictatorial leadership of Primo de Rivera. He outlawed Spain’s major anarchist organisation, the Confederación Nacional de Trabajo (CNT), and even though La Revista Blanca positioned itself as an alternative model of anarchism to that of the CNT, its editors and writers were no less vulnerable to state repression. In this context, it was revolutionary that anarchists in Spain and overseas communicated with one another through letters to the editors of La Revista Blanca, which would be openly published and engaged with on the same page. Furthermore, the platforming of ideas around femininity, maternity and sexuality achieved through these conversations would evolve over the following decade, culminating in Catalonia’s 1936 anarchist sex-reforms which legalised sex education, contraception and abortion. [9] Fittingly, it was Federica Montseny herself, then appointed Minister of Health and Social Care, who would oversee this extraordinary legislation.

All translations of La Revista Blanca are the author’s own.

[1] A great starting point for researching contestation of the female body in this context is Victoria Lorée Enders and Pamela Beth Radcliff, ‘Contesting Identities/Contesting Categories,’ 1-18 and Mary Nash, ‘Un/Contested Identities: Motherhood, Sex Reform and the Modernization of Gender Identity in Early Twentieth-Century Spain,’ 25-50, in Constructing Spanish Womanhood: Female Identity in Modern Spain, ed. Victoria Lorée Enders and Pamela Beth Radcliff, (Albany: State University of New York Press, 1999). For discussion of Spanish literature as a site of contestation see for example Daria Cohen, Demystifying the Female Body in Hispanic Male Authors, 1880-1920: Overcoming the Virgin/Prostitute Dichotomy (Lampeter: Edwin Mellen Press, 2008) and Mar Soria, ‘The Erotics of Urban Female Work in Anarchist Kiosk Literature and the Contradictions of Modernity,’ Hispanic Research Journal, 19:6 (2018): 620-635.

[2] The key existing study of La Revista Blanca largely overlooks letters to the editor, instead focusing on the periodical’s regular writers: Antonio Prado, Matrimonio, Familia y Estado: Escritoras Anarco-Feministas en La Revista Blanca (Madrid: Fundación Anselmo Lorenzo, 2011). This is not so much the case in studies of other anarchist periodicals, however. For instance, see Alejandro Lora Medina, ‘Sexualidad, Desnudismo y Moralidad en el Anarquismo Español de los Años Treinta: De los Debates en la Prensa a la Aplicación de la Ley del Aborto Durante la Guerra Civil Española,’ Hispania, 78:260 (2018): 817-846, or Xavier Diez, Utopia Sexual a la Premsa Anarquista de Catalunya: La Revista Ética-Iniciales (1927-1937) (Lleida: Pagès Editors, 2001).

[3] Sexism in the anarchist movement is discussed throughout the historiography, but for a specific study on this see: Sharif Gemie, ‘Anarchism and Feminism: A Historical Survey,’ Women’s History Review, 5:3 (1996): 417-444. The seminal text on the anarchist women’s organisation in Spain is: Martha Ackelsberg, Free Women Of Spain: Anarchism and the Struggle for the Emancipation of Women (Chico: AK Press, 1991).

[4] Federica Montseny, ‘Intermedio Polémico: Armand y “La Victoria”’, La Revista Blanca, 1 July 1927.

[5] María Ferrer, ‘En Defensa de Clara,’ La Revista Blanca, 15 November 1925.

[6] Joaquina Colomer, ‘En Defensa de Clara,’ La Revista Blanca, 15 November 1925.

[7] Un Médico Rural, ‘Tribuna de Criterios Opuestos,’ La Revista Blanca, 15 June 1928.

[8] Federica Montseny, ‘Tribuna de Criterios Opuestos,’ La Revista Blanca, 15 June 1928.


Ver el vídeo: Federica Montseny 1991 (Enero 2022).